Actualizado 26/04/2014 13:32 CET

Gurelur censa 934 parejas reproductoras de cigüeña blanca

Nidos De Cigüeñas En Navarra.
Foto: EUROPA PRESS/GURELUR

El 54% de las parejas ya utiliza los enclaves naturales para ubicar sus nidos

   PAMPLONA, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Las parejas de cigüeña blanca que en estos momentos están inmersas en la reproducción en Navarra son 934, según los datos de Gurelur, que ha destacado que, en comparación con el pasado año, se han controlado 20 parejas más.

   En un comunicado, la asociación ha explicado que desde que se iniciaron las labores de control de las parejas reproductoras en el año 1994, las cigüeñas están trasladando sus lugares de nidificación a los sotos, lo que motiva una mayor dificultad para su detección y lo que aumenta la posibilidad de que algún nido, siempre en escaso número, pase desapercibido.

   Según los datos de Gurelur, Lodosa, con 100 parejas, es la primera localidad "cigüeñera" navarra, debido al aumento de las cigüeñas que utilizan para nidificar los sotos del río Ebro. Le siguen Funes con 92, Corella con 85, Castejón con 62, Cortes con 60, Tudela con 50 y Fitero con 48. Estas siete localidades soportan más de la mitad de la población reproductora.

   Por su parte, las mayores concentraciones de nidos en un solo edificio se encuentran en el viejo edificio de la azucarera de Cortes con 60 y la catedral de Tudela con 20 nidos. En enclaves naturales destacan la colonia existente en las orillas del Ebro en Lodosa con 99 nidos, los Sotos de Gil y Ramal Hondo en Funes que tiene 89 parejas y los sotos del Alhama en Corella con 61. Los cortados Falces, Azagra y Milagro acogen 42, 38 y 37 nidos, respectivamente.

   Tudela sigue siendo la merindad con mayor número de parejas, ya que cuenta con 517 parejas, lo que supone el 55,35 por ciento de la población de cigüeñas de Navarra. La merindad de Estella acoge a 216 parejas, que supone el 23,13 por ciento.

   Le sigue la merindad de Olite con 180 parejas (19,27%), la merindad de Sangüesa con 14 (1,50%) y en último lugar se encuentra la merindad de Pamplona con 7 parejas (0,75%), nidos que corresponden a la pareja de Pamplona, a la nueva de Ororbia, y a las cinco parejas de Puente la Reina.

   Según ha explicado Gurelur, la consolidada tendencia de las cigüeñas a ubicar cada vez más nidos en enclaves naturales está evitando parte de los problemas que originan en algunos edificios los nidos de las cigüeñas.

   En cuanto al aumento en un 2 por ciento del número de nidos durante la presente temporada, Gurelur ha querido puntualizar que esto "supone en realidad un estancamiento de la población reproductora en Navarra".

   "Dentro de escasos años se prevé un descenso de su población, principalmente por la baja tasa reproductiva debido a la escasez de alimento; por la muerte de ejemplares en tendidos eléctricos; y por la indiscriminada eliminación de sus nidos durante la época de reproducción", ha detallado la asociación.

Para leer más