Actualizado 07/03/2021 18:33 CET

El Hospital San Juan de Dios señala que el Covid-19 ha aumentado los pacientes que necesitan tratamiento de logopedia

Nerea Rosado, logopeda en el Hospital San Juan de Dios
Nerea Rosado, logopeda en el Hospital San Juan de Dios - HOSPITAL SAN JUAN DE DIOS

PAMPLONA, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

El COVID 19 ha llevado a muchos pacientes a las consultas de logopedia. Las maniobras necesarias para su tratamiento en momentos críticos de su evolución clínica han hecho necesaria la actuación de los profesionales que trabajan problemas relacionados con la voz, el lenguaje, el habla y/o la deglución.

Nerea Rosado, logopeda en el Hospital San Juan de Dios, ha indicado en un comunicado cómo desde el inicio de la pandemia del SARS-CoV-2 "se ha ido produciendo un paulatino aumento en el número de pacientes necesitados de tratamiento logopédico". "Estamos viendo pacientes de estancia prolongada en las Unidades de Cuidados Intensivos UCI, que han precisado ventilación mecánica. Una intubación orotraqueal o traqueostomía, puede producir problemas para tragar (disfagia), aumentando el riesgo de neumonía por aspiración, e incluso alteraciones vocales (disfonías) producidas por lesiones laríngeas post-intubación", ha explicado.

Una tendencia que "se está confirmando en otros países". "Este año estará marcado sin lugar a duda por la pandemia del SARS-CoV-2 porque este virus ha planteado nuevas necesidades a muchos pacientes pero, además, nos está sometiendo a un reto importante en la eficacia de los tratamientos llevados a cabo por el logopeda", ha remarcado.

El trabajo rehabilitador del logopeda precisa usar distancias cortas entre el profesional y el paciente en alguna de las técnicas utilizadas, por lo que "ha sido de vital importancia reducir procedimientos generadores de aerosoles para evitar el contagio y eso a veces es muy complicado porque trabajamos muy cerca del paciente". "Hemos aprendido deprisa y hemos habilitado fórmulas seguras para evitar comprometer la seguridad, incluso hemos ido adaptando prácticas de tele-asistencia y tecnologías digitales, con muy buenos resultados", ha subrayado.

La intervención logopédica "está en continua evolución y adaptándose a los cambios que ha traído esta pandemia. Sólo existe un objetivo: dar una respuesta eficaz en la recuperación de los pacientes", ha destacado Nerea Rosado.