Actualizado 03/04/2008 15:47 CET

Maiorga Ramirez se propone como candidato de NaBai a la CAN y Aralar y PNV dicen que "no tiene legitimidad" para hacerlo

Txentxo Jiménez dice que el dirigente de EA "no es el candidato" de la coalición nacionalista

PAMPLONA, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de EA en Navarra y parlamentario de NaBai, Maiorga Ramirez, presentó hoy en el registro del Legislativo su candidatura para ser nombrado miembro del consejero general de Caja Navarra, una iniciativa que recibió esta misma mañana el reproche de Aralar y PNV, también miembros de Nafarroa Bai.

Los parlamentarios Txentxo Jiménez (Aralar) y José Ángel Agirrebengoa (PNV) afirmaron que el dirigente de EA "no tiene legitimidad" para tomar esa iniciativa y subrayaron que la decisión de Maiorga Ramirez es "unilateral".

El presidente de EA en Navarra afirmó que "si los órganos internos de Nafarroa Bai así lo decidiesen", estaría dispuesto a retirar su candidatura, pero explicó que tomó la decisión de presentarse cuando sólo quedaban cuatro minutos para que expirara el plazo y NaBai corría el riesgo de quedarse sin representante en Caja Navarra.

"A las 12 horas terminaba el plazo y a las 11.56 he creído que lo peor que podía suceder es que Nafarroa Bai se quedase sin candidato, y he prestado mi nombre y mi persona para que NaBai no se quedase sin representación en Caja Navarra por diferencias internas", afirmó Maiorga Ramirez.

El presidente de EA en Navarra realizó estas declaraciones a los periodistas en los pasillos del Parlamento de Navarra, después de que Txentxo Jiménez y José Ángel Agirrebengoa hubieran hecho lo propio para reprochar su actitud.

Según se desprende del relato de los tres parlamentarios, la Permanente de Nafarroa Bai se reunió ayer para tratar este asunto sin que existiera acuerdo, un desencuentro que se volvió a repetir esta mañana.

Aralar y PNV abogaban por proponer a Juan Carlos Longás, independiente, economista y que fue número 2 de NaBai en la lista al Congreso. Sin embargo, EA no apoyaba su candidatura, por entender que el perfil del elegido debía ser nítidamente "político" y "abertzale". Ante este desacuerdo, Ramirez decidió presentarse a sí mismo en el registro del Parlamento.

"Dado que había un desencuentro en torno a qué persona debía presentar a NaBai, por responsabilidad he presentado mi persona, sin ser un puesto que sea el más adecuado a mis intereses y aptitudes, pero había que resolver una situación", añadió Ramirez.

Acto seguido, Ramirez indicó que "la coalición y muchos de sus integrantes y partidos deben madurar, deben estar a la altura de las circunstancias, y reconocer que, por diferencias internas, no podemos quedarnos sin una representación". "Será algo que tendremos que debatir en los órganos internos", dijo.

Por su parte, Txentxo Jiménez indicó que la candidatura de Ramirez "solamente la hemos conocido en el último minuto" y afirmó que "era evidente que no había acuerdo". "Hemos estado toda la mañana intentando buscar una salida que no era posible, y la decisión unilateral de Maiorga ha sido de último momento", explicó.

Ante esta situación, afirmó que el dirigente de EA "no tiene legitimidad para hacerlo, no cuenta con el apoyo de la coalición ni tampoco de los demás grupos".

En cualquier caso, afirmó que "es muy pronto para que hagamos valoraciones políticas como Nafarroa Bai" y añadió que se trata de "un tema delicado para que lo reflexionemos todos con tranquilidad y con cierto tiempo".

Por su parte, el presidente del PNV en Navarra y parlamentario foral, José Ángel Agirrebengoa, afirmó que la postura de su partido "era que el candidato fuese Longás, por su perfil profesional y por su identificación evidente con Nafarroa Bai". "Confiábamos en que a lo largo de la mañana hubiera acuerdo, pero no ha habido acercamiento, y nos hemos enterado a última hora de esta actitud de EA de presentar unilateralmente a Maiorga Ramirez como candidato", apuntó.

El dirigente de Eusko Alkartasuna afirmó a los periodistas que ayer a la noche habló con Juan Carlos Longás y "él me decía lo mismo, que él se prestaba a cualquier cosa para estar, para no estar, pero decía que el principal problema que podía surgir era que nos quedásemos sin representación". Fuentes de Aralar recalcaron a Europa Press que la disposición de Longás para ser el candidato de NaBai era firme.