31 de marzo de 2020
 
Publicado 26/02/2020 13:17:23 +01:00CET

Navarra Suma plantea que el Gobierno foral asuma la subida de los alquileres de las viviendas de Testa

PAMPLONA, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

Navarra Suma planteará este jueves en el pleno del Parlamento de Navarra que el Gobierno foral asuma la subida de los alquileres de las promociones de viviendas de Testa que pasan a estar libres de protección, "mientras no ofrezca una solución definitiva a los actuales inquilinos de estas viviendas".

Lo hará a través de una enmienda in voce para incorporar a los Presupuestos Generales de Navarra de 2020, que se debaten este jueves en el pleno en su último trámite parlamentario.

"Con el acuerdo que propone el Gobierno de Navarra a todos los vecinos, y que mañana pretenden incorporar al proyecto de Presupuestos los grupos que lo sustentan, les va a aumentar el alquiler de su vivienda, en mayor o menor medida, por lo que no se garantiza que todos puedan seguir viviendo ahí", ha afirmado Navarra Suma en una nota.

La coalición ha señalado que el precio máximo del alquiler acordado entre el Gobierno de Navarra y el Grupo Testa se ha fijado en 650 euros, pero "esa subida con respecto al precio de alquiler protegido la tienen que abonar entre el propio inquilino y el Gobierno de Navarra".

Además, ha criticado que cuando el Gobierno de Navarra informó del acuerdo con Testa "se dijo que se había pactado limitar a 650 euros el precio de las viviendas que tienen 3 dormitorios". "Sin embargo, ahora hemos sabido que ese tope sólo va a afectar a aquellos propietarios que contaban con algún tipo de subvención por parte del Ejecutivo, por lo que nuestra enmienda lo que pretende es que este precio máximo sea para todos los inquilinos por igual, tanto los que disfrutan algún tipo de subvención como los que no", han subrayado desde Navarra Suma.

Para la coalición, "el Gobierno de Navarra habla de manera muy ligera de un aumento menor de los alquileres, sin pararse a pensar en qué situación se encuentran algunas de estas personas, para los que las cantidades de las que estamos hablando, entre 50 y 200 euros o más al mes, pueden ser inasumibles y, por tanto, suponer un obstáculo para permanecer en sus viviendas".

Así, consideran que "se trata de un parche, ya que el Gobierno de Navarra plantea estas medidas con un horizonte temporal de 7 años, y entendemos que, hasta que el Gobierno sea capaz de plantear una solución definitiva a esta situación, ha de ofrecer a los actuales inquilinos unas condiciones similares a las que tienen en la actualidad". "La desidia que ha demostrado el Gobierno de Navarra durante los últimos años no pueden pagarla los vecinos de estos bloques. Si el Gobierno no ha hecho su trabajo a tiempo, los paganos de esa situación no pueden ser estas personas", han concluido.

Para leer más