Un nuevo carril bici conectará la avenida Pío XII con la avenida de Barañáin en la zona hospitalaria

Publicado: lunes, 20 noviembre 2023 11:40

La actuación, que combinará carril bici segregado y acera bici, cuenta con un presupuesto para su construcción de 347.140,26 euros

PAMPLONA, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un nuevo carril bici en la calle Irunlarrea de Pamplona, en el entorno de la zona hospitalaria, permitirá unir la avenida Pío XII y la avenida de Barañáin, dos vías ciclables "ya consolidadas y con un importante tránsito de bicicletas".

El Ayuntamiento de Pamplona, según ha informado en una nota de prensa, ha diseñado el proyecto, que combina carril bici segregado y acera bici, ensancha aceras y facilita la movilidad ciclista y peatonal.

Esta obra, que cuenta con un presupuesto para su construcción de 347.140,26 euros, permitirá la conexión de la red ciclable de Pamplona en uno de los puntos estratégicos de la ciudad.

El proyecto arranca en la avenida de Pío XII, en su intersección con la calle Irunlarrea, y concluye en la rotonda de la avenida de Barañáin. En el primer tramo, más próximo a Pío XII, existe actualmente un pequeño tramo de carril bici, que concluye en el paso de peatones semaforizado frente a la facultad de Ciencias de la Universidad de Navarra.

El nuevo tramo conectará con éste cruzando la calle Irunlarrea en paralelo al paso de peatones, ya que el nuevo carril discurrirá por la calzada suroeste, por el lado del Hospital Universitario de Navarra donde se ubica el Banco de Sangre.

Se trata de un carril bici bidireccional que discurrirá por la calzada hasta el siguiente paso de peatones, poco antes de la rotonda. El carril contará con 2,75 metros de ancho y dispondrá de una franja de seguridad de 0,50 metros, que lo separará de la calzada.

Su construcción requiere el estrechamiento de los carriles motorizados, lo que redundará en el calmado de tráfico. La reducción de velocidad de los vehículos reducirá además el nivel de contaminación atmosférica y acústica en la zona.

Antes de llegar a la rotonda de acceso al aparcamiento subterráneo de la zona hospitalaria, se eleva el paso de peatones. A partir de este paso peatonal elevado, el carril bici sube a la acera, convirtiéndose en acera bici, ante la imposibilidad de darle continuidad por la calzada tanto en la rotonda como en el tramo recto posterior en el que se sitúan las rampas de entrada y salida del parking.

Esta acera bici tendrá 2,30 metros de ancho y se diseñará entre baldosas de distinto color para distinguirla del uso peatonal. De esta forma, el recorrido ciclable bordeará la rotonda de acceso al hospital y se prolongará por la acera hasta el siguiente acceso a la zona hospitalaria, entre el edificio de Consultas Externas Príncipe de Viana y la zona de aparcamiento en superficie frente al edificio antiguo del Hospital Universitario de Navarra, cuando volverá a convertirse en carril bici segregado por calzada.

Éste se prolongará en esas mismas condiciones hasta la rotonda de la avenida de Barañáin, que se bordeará por el sur hasta el paso de peatones que cruza la avenida, conectando así con la acera bici asfaltada existente entre las calles Irunlarrea y Benjamín de Tudela y que incluye el eje ciclista de la avenida de Barañáin, avenida de Bayona y avenida de Ejército, que permite conectar el centro de Pamplona con Barañáin y el polígono de Landaben a través de la calle Miluze.

Para el planteamiento de esta obra, el Ayuntamiento de Pamplona ha contado con la colaboración del Hospital Universitario de Navarra, que ha permitido ampliar el espacio peatonal disponible en el primer tramo (entre Pío XII y rotonda de acceso al parking) eliminando el muro de mampostería que rodea la zona hospitalaria, en las proximidades del Banco de Sangre, y ocupando una franja de su terreno ahora ajardinado.

De esta manera, se podrá disponer de un carril bici en calzada en ese tramo y a la vez aumentar "notablemente" el espacio peatonal en una zona "que actualmente tiene una acera estrecha y mucho tránsito, ganado así en comodidad y seguridad, tanto para peatones como para ciclistas".

PASOS DE PEATONES ELEVADOS Y MODIFICACIÓN DE PARADAS DE AUTOBÚS

El proyecto contempla elevar tres de los seis pasos de peatones que atraviesan la calle Irunlarrea en esta zona. Con esta actuación se pretende calmar el tráfico y dotar de mayor seguridad a viandantes y ciclistas.

En concreto, se quiere elevar el paso de peatones ubicado entre edificio de consultas externas y Virgen del Camino, con una anchura de 11 metros; el que se encuentra en el acceso al Hospital, junto a la antigua puerta de piedra, que tendrá 9,65 metros de ancho; y el paseo de peatones de acceso al aparcamiento subterráneo y la maternidad, que tendrá 19,11 metros de anchura, quedando unida la plaza Protomedicato, situada en el lado norte junto al edificio materno-infantil Virgen del Camino, con la acera del lado sur, donde se ubica el Centro de Consultas Externas Príncipe de Viana.

La construcción del carril bici supondrá la modificación de la parada de autobús junto a la glorieta de acceso del Hospital Universitario de Navarra, en el lado suroeste.

El objetivo es avanzar la parada hacia la calzada, facilitando que los autobuses entren y se incorporen de nuevo a la calzada sin tener que maniobrar y ceder el paso a los vehículos particulares. Ello supondrá avanzar la acera y reubicar la marquesina. También se prevé avanzar la acera en la parada de la calzada sur junto al edificio de consultas externas, con el mismo objetivo de facilitar la llegada y salida de los autobuses.

El carril bici en este último tramo pasará sobre el nuevo avance de acera construido en hormigón, en un espacio que será de preferencia peatonal y señalizado a tal efecto para que las bicicletas pasen a la velocidad del peatón (5 Km/h como máximo) para garantizar la seguridad peatonal y la buena convivencia peatones-bicicletas en ese tramo.

El objetivo es que la obra se realice en un plazo de cuatro meses, una vez sean licitadas y adjudicadas. El Ayuntamiento de Pamplona confía en poder licitar y ejecutar las obras a lo largo de 2024.

Esta actuación se enmarca en la estrategia Go Green de Transición Energética y Cambio Climático del Ayuntamiento de Pamplona, que persigue la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, limitando su dependencia de los combustibles fósiles.

Contador

Más información