Publicado 26/03/2015 19:19CET

El Parlamento insta al Gobierno a reconocer el carácter específico de las escuelas rurales

PAMPLONA, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Parlamento de Navarra ha aprobado este jueves una resolución por la que se insta al Gobierno de Navarra a "hacer efectivo el reconocimiento del carácter específico de las escuelas del medio rural, dotándolas de los medios humanos y materiales suficientes para garantizar la calidad del servicio y una atención adecuada al alumnado".

La resolución, impulsada por Aralar-NaBai, ha salido adelante con los votos a favor del PSN, Bildu, Aralar-NaBai, I-E y Geroa Bai. El PPN se ha abstenido y UPN ha votado en contra.

La resolución aprobada incluye un segundo punto en el que, a su vez, se insta al Ejecutivo foral a "establecer, en colaboración con las escuelas del medio rural, el número mínimo por encima del cual debe abrirse la escuela si así lo demanda el pueblo".

Del mismo modo, ya en un tercer apartado, se emplaza al Gobierno de Navarra a "proteger e impulsar la pluralidad lingüística en la oferta educativa, de modo que la misma no suponga un factor que favorezca el cierre o la no apertura de las escuelas rurales". Asimismo, se llama al Ejecutivo navarro a "elaborar el mapa escolar que sacie las necesidades citadas".

En la exposición de motivos, la resolución se remite al contenido de la interpelación del pasado pleno y, a ese respecto, aboga por "situar la política de inversiones a la altura del convencimiento que, en lo relativo a la necesidad de apoyar la escuela rural, mostraron todos los grupos parlamentarios".

Al hilo de ese desequilibrio entre las palabras y los hechos, se alude a las "limitaciones" que, tanto a nivel de infraestructuras como de recursos humanos y materiales, han podido comprobar in situ a lo largo de las visitas cursadas durante esta legislatura.

Por otra parte, el proponente reclama un mapa escolar que "responda a la realidad y a las necesidades actuales, nada que ver con la restrictiva política lingüística del Gobierno, que ha abocado a muchas familias a tener que matricular a sus hijas e hijos en centros de fuera de su localidad". "Es el caso de Abarzuza, donde a pesar de que toda la prematrícula ha sido en el modelo D, el Gobierno se niega a abrir una línea en euskera", añade.