Recuperado en Burlada un vehículo robado en Eslovaquia

Vehículo recuperado.
POLICÍA FORAL
Publicado 07/01/2019 10:30:32CET

PAMPLONA, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

Agentes de Policía Foral adscritos al Grupo de Delincuencia del Automóvil (unidad especializada en delitos relacionados con la investigación de ilícitos penales relacionados con vehículos) han localizado recientemente en Burlada un turismo que había sido sustraído meses atrás en Eslovaquia.

Miembros de la Policía Municipal de Burlada solicitaron la colaboración de este grupo especializado para analizar la situación legal de un vehículo con matrícula eslovaca, estacionado en una calle de la localidad, ha informado la Policía Foral.

Los agentes de Policía Foral se encargaron del asunto y tras realizar gestiones en bases de datos internacionales, comprobaron que se encontraba denunciado en aquel país como sustraído desde el mes de julio. Por ello, se pusieron en contacto con las autoridades del país y retiraron el turismo de la vía pública. El vehículo en estos momentos se encuentra en depósito a la espera de que su propietario gestione su traslado hasta Eslovaquia.

El Grupo de Delincuencia del Automóvil es una unidad especializada de Policía Foral que nació en el año 2017. Sus miembros cuentan con una amplia experiencia en todo lo relacionado con vehículos a motor y su documentación. Además, se da la circunstancia de que se han formado con expertos internacionales en varios congresos y acciones formativas, e incluso sus miembros son requeridos en el extranjero para impartir ponencias relacionadas con la documentación de vehículos, ha añadido la Policía.

Gracias a esta actividad formativa, ha continuado, han logrado establecer una amplia red de contactos internacionales que en la práctica les permite tener vías directas de comunicación con policías de diversos países. Gracias a ellas, los agentes cuentan con información detallada de primera mano con la que resolver delitos de fraude, estafa o falsificación en documentos de vehículos extranjeros.

En este caso, el contacto directo con las autoridades eslovacas ha sido clave para detectar que se trataba de un vehículo robado y poder ponerlo a disposición de su legítimo propietario, ha concluido la Policía Foral.

Contador