Actualizado 14/07/2012 10:29 CET

Los toros de Torrehandilla debutan en Pamplona con un encierro veloz y sin heridos por asta

PAMPLONA, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

Seis toros de la ganadería de Torrehandilla-Torreherberos, que corría este año por primera vez en Pamplona, han protagonizado el último encierro de los Sanfermines de 2012, una carrera rápida, en la tónica de los encierros de estas fiestas, y que se ha saldado sin heridos por asta, según las primeras informaciones de los servicios sanitarios.

El protagonista de la carrera ha sido un toro colorado que se ha adelantado a la manada saliendo de la cuesta de Santo Domingo y ha cubierto a un ritmo muy veloz el recorrido del encierro, arrollando a varios mozos a lo largo de toda la carrera, que ha durado 2 minutos y 33 segundos.

Uno de los momentos de más tensión del encierro se ha vivido en la plaza de toros, cuando el último toro se dirigía a los chiqueros y un corredor le ha citado por detrás hasta que se ha dado la vuelta y lo ha embestido. Un doblador ha podido guiar al astado hasta los corrales.

El encierro ha comenzado a las ocho en punto de la mañana, cuando los toros y los cabestros han salido hermanados desde los corrales de Santo Domingo. Los cabestros han cubierto en cabeza prácticamente toda la cuesta, los toros iban por detrás y han cabeceado a la derecha en alguna ocasión.

Un toro colorado ha tomado la delantera al resto de sus hermanos antes de entrar en la plaza del Ayuntamiento y ha imprido un ritmo muy rápido a la carrera. En Mercaderes ha tirado al suelo a un mozo y ya enfilando la calle Estafeta ha puesto en apuros a muchos corredores por la velocidad que llevaba.

Así, nada más iniciar la Estafeta se ha llevado por delante a un corredor, algo que ha repetido hasta el final de la carrea en distintos momentos, incluso entrando en la plaza de toros.

Más retrasados venían el resto de sus hermanos, con un toro negro que se ha adelantado inicialmente unos metros y luego ha sido alcanzado por la manada. En Estafeta han permitido carreras bonitas y ya en la plaza de toros, cuando se dirigían a los chiqueros, un corredor ha seguido a un toro negro y le ha citado, hasta que se ha dado la vuelta, lo ha embestido y ha tenido al mozo a su merced en el suelo.

Un doblador ha podido reconducir al toro y lo ha introducido en los chiqueros de la plaza. Los seis astados serán lidiados esta tarde a las 18.30 horas por los diestros Juan José Padilla, El Juli y Daniel Luque.