UGT apuesta por la equiparación de los permisos de paternidad y maternidad en la administración foral

Actualizado 03/09/2018 13:16:14 CET

PAMPLONA, 3 Sep. (EUROPA PRESS) -

UGT ha realizado una propuesta a la Dirección General de Función Pública para que el Gobierno foral adopte las medidas oportunas que permitan la equiparación en tiempo de disfrute del permiso de paternidad al de maternidad, con el fin de "facilitar una verdadera conciliación de la vida laboral y familiar".

En un comunicado, el sindicato ha detallado que, con carácter general, "las funcionarias del Gobierno de Navarra tienen derecho a una licencia retribuida de 17 semanas por parto, siendo las seis semanas inmediatamente posteriores al parto de disfrute obligatorio para la madre, existiendo cierta flexibilidad para el disfrute del resto de la licencia".

Por su parte, el padre "dispone actualmente de un permiso retribuido de paternidad de cinco semanas por nacimiento de hijo, existiendo también en este caso cierta flexibilidad para el disfrute del mismo".

En los supuestos de adopción o acogimiento, ha precisado UGT, "también se dispone de estas licencias en ambos casos, las cuales se amplían un poco en caso de partos múltiples o de discapacidad del hijo".

La Federación de Empleados de los Servicios Públicos de UGT ha considerado que esta regulación "necesita ser mejorada de manera ostensible", por lo que ha realizado una propuesta a la Dirección General de la Función Pública.

En concreto, el sindicato plantea que "el padre o pareja, al igual que la madre, pueda disfrutar también de 17 semanas de permiso; y que una vez transcurridas las seis primeras semanas inmediatamente posteriores al parto de disfrute obligatorio para la madre, sea posible que los dos progenitores puedan alternar sus respectivos permisos por meses hasta que transcurra el plazo de un año desde el nacimiento".

Según ha indicado UGT, "el objetivo es ampliar el tiempo de atención al menor durante el primer año y de esta forma progresar notablemente en la conciliación de la vida laboral, familiar y personal de los padres".

"Conjugando las 17 semanas de ambos progenitores con las vacaciones anuales de cada uno de ellos, la conciliación de la vida laboral y familiar y la atención al menor durante el primer año mejorarían de manera sustancial", ha argumentado.

En opinión del sindicato, "el sector público debe ser impulsor y pionero en esta materia", por lo que ha defendido que "deben llevarse a cabo medidas concretas si verdaderamente existe voluntad de potenciar la tan conciliación de la vida laboral y familiar".