Los vehículos que circulen por la Zona de Bajas Emisiones del Casco Antiguo no necesitan ningún distintivo ambiental

Casco Antiguo de Pamplona.
Casco Antiguo de Pamplona. - AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA
Publicado: jueves, 5 enero 2023 11:47

PAMPLONA, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

La implantación de la Zona de Bajas Emisiones en el Casco Antiguo de Pamplona no supone nuevas limitaciones de acceso ni exigencias añadidas para los vehículos que circulen por estas calles. Así, no existe ninguna restricción para los automóviles según su distintivo ambiental. Es por eso que no será necesario que los vehículos cuenten con ningún distintivo medioambiental visible, como sí ocurre en otras ciudades como Madrid. Las exigencias para circular por la ciudad vienen marcadas por la normativa de tráfico.

En el mes de diciembre, el Ayuntamiento acordó crear la primera Zona de Bajas Emisiones en el Casco Antiguo, en cumplimiento de la Ley 7/2021, de 20 de mayo, de Cambio Climático y Transición Energética, que establece la obligación de los municipios de más de 50.000 habitantes de generar una Zona de Bajas Emisiones antes de 2023. Esta nueva zona entró en vigor el pasado día 1 y afecta a la que hasta ahora era la Zona de Acceso Controlado (ZAC).

El cambio de denominación, no obstante, no supone nuevas restricciones de circulación por esas calles. La zona comprende el perímetro formado por las calles Taconera, Navas de Tolosa, Paseo de Sarasate, calle Duque de Ahumada, calle Juan de Labrit, calle Vergel y calle Santo Domingo (Huertas de Santo Domingo), ha informado el Consistorio en una nota.

El acceso a estas calles está controlado, limitado a vecinos y reparto, y con la posibilidad de entradas puntuales mediante autorización previa. Desde su implantación, el tráfico de vehículos en la zona se ha reducido en porcentajes que superan el 40% en las principales calles.

No obstante, el Ayuntamiento de Pamplona está analizando el Real Decreto sobre Zonas de Bajas Emisiones, aprobado el pasado 27 de diciembre, para comprobar las afecciones que pueda tener en la ciudad. Además, el Ayuntamiento se está reuniendo con vecinos, comerciantes y otros sectores implicados, para que puedan expresar sus necesidades y tenerlas en cuenta en los nuevos desarrollos. Además, en paralelo, se van a instalar sensores en toda la ciudad para ayudar en el diseño de una zona de bajas emisiones concreta y adaptada a las características peculiares de Pamplona.

El Ayuntamiento ha recibido, a través del proyecto 'Pamplona Avanza. Medidas palanca en la movilidad sostenible y la Zona de Bajas Emisiones', 914.726,23 euros (IVA no incluido) de los fondos europeos Next Generation EU para el desarrollo y puesta en marcha de esa ZBE.

Contador

Más información