5 de abril de 2020
 
Actualizado 18/08/2008 21:15:46 +00:00 CET

Crónica Accidente.- ((Actualiza la anterior a todos los efectos con nuevos datos))

Una joven barcelonesa, segunda víctima española del accidente de autocar de Oropesa - La empresa de transportes implicada en el suceso descarta que la causa fuera el cansancio del conductor

CASTELLÓN, 18 Ago. (OTR/PRESS) -

La identificación de los fallecidos en el accidente de autobús registrado ayer en la localidad castelllonense de Oropesa del Mar, han confirmado la presencia de una segunda víctima española, además del propio conductor del vehículo, residente en Cartagena (Murcia), donde está ubicada la empresa del vehículo. Hasta ahora se daba por hecho que el resto de los fallecidos eran marroquíes. Por su parte, la empresa implicada en el suceso, Autocares Meroño, descarta que la causa del accidente fuera en cansancio del conductor, ya que éste no llevaba más de cuatro horas al volante. Además aseguran que el autocar pasó todas las pruebas pertinentes.

Ochos personas perdieron la vida en el accidente en el que se vio implicado un autobús en el que viajaba un expedición marroquí que regresaba de las vacaciones en su país de origen. Al parecer, la mayoría desembarcó en Almería, donde tenían contratado un desplazamiento de autobús. Por este motivo se dio por echo que los fallecidos eran de nacionalidad marroquí, sin embargo, la identificación de los cuerpos ha determinado que seis de las víctimas son de origen africano, mientras que otras dos tienen nacionalidad española: el conductor, natural de Cartagena y una joven nacida y vecina de Barcelona, de la que se desconoce si tenía algún tipo de relación con otros pasajeros.

Mientras, en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital de La Fe de Valencia se encuentran ingresados cinco de los heridos en este accidente, todos ellos en estado grave, según explicó el conseller de la Comunidad Valenciana, Manuel Cervera, quien destacó la "rápida intervención" de los servicios de emergencia, ya que de 32 heridos que se registraron en el lugar del siniestro, finalmente sólo cinco se encuentran en estado grave, mientras que el resto fue dado de alta durante el día de hoy.

Entre los más graves están dos mujeres, ingresadas en reanimación, una de las cuales presenta un traumatismo grave. Además, en este centro de ha tratado a un menor que precisó tratamiento quirúrgico debido a la amputación de un miembro. Para su recuperación fue trasladado al Hospital La Plana, de Castellón. Estos pacientes recibieron la visita del embajador de Marruecos en nuestro país, Omar Azziman, que estuvo acompañado por el cónsul del país africano en Valencia y por un representante del rey Hassan II.

Tras esta visita, Azziman ofreció una rueda de prensa en la que subrayó que ha podido comprobar que todo el operativo desplegado por las autoridades españolas se desarrollaron de manera "muy positiva" con "mucha atención, humanidad y cuidado". "La tragedia hubiese sido peor si la asistencia no hubiese llegado a tiempo", comentó. Ante los medios compareció también el delegado del Gobierno en Valencia, Ricardo Peralta, quien ofreció los últimos datos del siniestro en cuya investigación la Guardia Civil "mantiene abiertas todas las hipótesis", explicó. Así mismo, reconoció que se habla de la posibilidad de un "reventón" en una rueda pero no confirmó nada.

EL AUTOCAR PASÓ TODAS LAS PRUEBAS

En este sentido, aunque según los viajeros, se oyeron "ruidos fuertes" desde que el vehículo salió de la estación almeriense y reconocen el autocar se movía muchísimo, la empresa propietaria del autobús, Autocares Meroño, comentó hoy que el vehículo tenía seis años de antigüedad y había pasado todas sus revisiones, explicó el jefe de Tráfico de la empresa, Francisco Guerrero. Además, quiso dejar claro que el conductor Fernando Meriñan Herrera, de 46 años de edad, no estaba cansado, ya que "cogió el coche sobre las 13.30 horas", de modo que cuando ocurrió el accidente "no llevaba ni cuatro horas de conducción".

Así, comentó que la víctima, que llevaba trabajando en esta empresa de la ciudad portuaria desde hacía seis años, "terminó de trabajar el pasado viernes a las 17.00 horas y el sábado descansó", incorporándose a trabajar ayer, cuando comenzó a manejarlo en Murcia, por lo que descartó que el cansancio hubiera sido la causa probable del siniestro. Preguntado sobre si cree en la hipótesis de que el accidente se produjera por un "reventón" de un neumático que hizo perder el control al conductor del vehículo, mostró su extrañeza, puesto que "hacía un mes que se le había puesto rueda nuevas".

UNO DE LOS ACCIDENTES MÁS GRAVE

Por otra parte, los viajeros que salieron ilesos, llegaban este mediodía a Barcelona, gracias a los autocares cedidos por la Ejecutivo valenciano para trasladarlos a Tarragona y la Ciudad Condal. Todos ellos señalaron estar "muy felices por seguir vivos", a pesar de que muchos tienen secuelas visibles de lo ocurrido.

Y es que este accidente se trata del más grave registrado, después del que se produjo en abril en Benalmádena (Málaga), en el que fallecieron nueve ciudadanos finlandeses. En este sentido, el Real Automóvil Club de Cataluña (RACC) denunció que la antigüedad del parque de autocares de nuestro país, sitúa a España a cabeza de europa en víctimas por siniestros de este tipo y pidió que se cumplan de manera "estricta" la normativa que obliga a pasar "unas revisiones técnicas muy severas".