Actualizado 15/06/2007 21:30 CET

Crónica ANV (2).- De la Vega justifica al PSN: "una cosa es que los votos de ANV sean legales y otra contar con ellos"

-Bermejo dice que es "legal" que Na Bai renuncie a los concejales que reclama ANV, pero avisa que sus votantes pueden sentirse "frustrados"

MADRID, 15 Jun. (OTR/PRESS) -

"Una cosa es que los votos sean legales y otra cosa es que se quiera contar con los votos para los gobiernos institucionales". La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, justificaba así la decisión de los socialistas navarros de no contar los votos de ANV en los ayuntamientos de la comunidad foral. En cuanto a la decisión de Nafarroa Bai de no tomar posesión de los concejales que ANV reclama como suyos, el ministro de Justicia. Mariano Fernández Bermejo, aseguró que, desde el punto de vista jurídico se trata de una decisión totalmente legal, al margen de que los votantes de la plataforma nacionalista puedan sentirse "frustrados o decepcionados". Además, Bermejo insistió una vez más en que el Gobierno estará "enormemente atento" a lo que haga ANV.

Al ser preguntados por qué el Gobierno no evita que los concejales de ANV tomen posesión de sus cargos en lugar de negarse a contar con sus votos ambos defendieron que por un lado está la decisión jurídica, es decir, la legalidad de ANV, que avalaron los tribunales, y por el otro la decisión política, es decir, que se quiera contar con su apoyo para gobernar. "Los votos de ANV son completamente legales", afirmó De la Vega, que señaló que a pesar de esa legalidad los socialistas navarros han decidido que no quieren ocupar cargos con el apoyo de ANV.

La vicepresidenta quiso dejar claro que se trata de "una decisión de los socialistas navarros", única y exclusivamente aunque no dudó en justificarla. "Una cosa es que los votos sean legales y otra cosa es que no se quiera contar con los votos para los gobiernos institucionales", zanjó.

En cuanto a la ilegalización de ANV, Bermejo volvió a descartarla de pleno ya que iría ni más ni menos que contra el Tribunal Constitucional. "No sé que se pensaría del Gobierno si hiciera algo en contra de lo que ha decidido el TC", afirmó el ministro que destacó que ningún gobierno se atrevería a ir contra una sentencia del Constitucional. Una sentencia que, recordó, afirma "que haber ilegalizado ANV hubiera sido desproporcionado".

EL GOBIERNO SIGUE VILIGANDO

Eso sí, Bermejo quiso dejar claro que el Gobierno sigue vigilando muy de cerca a ANV, porque eso sí es responsabilidad del Ejecutivo. "Estamos enormemente atentos a lo que hace ANV" que señaló que comprobará si la formación abertzale "es coherente con esos estatutos en los que se rechaza la violencia" o si en cambio hace algo que transgreda la Ley de Partidos. En este último caso aseguró que el Gobierno actuará "siempre dentro del Estado de Derecho, con la contundencia necesaria pero siempre con la ley en la mano".

Preguntado sobre la legalidad de la decisión adoptada por Nafarroa Bai de no tomar posesión de algunos de sus concejales y dejar vacantes los cargos que le reclama ANV el ministro de Justicia señaló que "no es obligatorio tomar posesión" de las actas de concejal y se puede renunciar a ellas. "Otra lectura es la que puedan hacer las personas que han puesto su confianza en Na-Bai y puedan sentirse frustradas o decepcionadas", apuntó Bermejo que en todo señaló que eso es "otro problema".

De la Vega, al ser interrogada sobre la posibilidad de que el PSN se replantee sus negociaciones con Nafarroa Bai, después de que esta formación renuncie a actas de concejal que le exige ANV, De la Vega insistió en que estas decisiones se toman en el ámbito territorial por los representantes elegidos por los ciudadanos, y que el Gobierno las respetará seas las que sean.