Actualizado 08/08/2007 21:18 CET

Crónica Desaparición.- Escuchas telefónicas a la familia de Madeleine confirman que la pequeña ha muerto

- La prueba de ADN descarta que la menor vista en Bélgica fuese la menor desaparecida en Portugal

LISBOA/BRUSELAS, 8 Ago. (OTR/PRESS) -

Nueva vuelta de tuerca en el caso de la niña inglesa Madeleine McCann, desaparecida el pasado 3 de mayo en la zona portuguesa del Algarve. Si el martes saltó la noticia de que la pequeña pudo haber muerte la misma noche en que se la perdió de vista en lugar de haber sido rapatada, parecer ser que, a tenor de escuchas telefónicas realizadas a su entorno familiar, estas sospechas se confirman. No obstante, la policía judicial lusa prosigue con sus pesquisas, que incluso se extienden hasta Bélgica, donde una prueba de ADN ha descartado que la niña vista en una localidad de este país se tratase de Madeleine.

El periódico portugués 'Diario de Noticias' aludió de nuevo a fuentes policiales para referirse a la interceptación de comunicaciones realizada al "núcleo familiar" de Madeleine. Según estas informaciones recogidas por OTR/Press, los investigadores concluyen que la menor inglesa, de 4 años, murió en el apartamento vacacional en el que pasaba unas vacaciones junto a sus padres y sus hermanos. Una situación ante la que el matrimonio McCann desconfía, mientras que los investigadores los incluyen entre la lista de sospechosos del supuesto rapto.

No obstante, la Policía prosigue con sus investigaciones extendiéndolas por tierra y mar. Las pesquisas se investigarán en los próximos días cuando los familiares de la pequeña desaparecida vuelvan a prestar declaración ante el Departamento de Investigación Criminal.

PRUEBAS DE ADN

El testimonio de una mujer dirigió la mirada policial hacia Bélgica, a donde podrían haber llevado a la menor en su secuestro. La testigo afirmó haber visto a Madeleine en compañía de una pareja de adultos en un bar de la localidad de Tongres. Sin embargo, la investigación policial y judicial ha concluido que se trataban de dos personas distintas.

A esta conclusión se ha llegado a través del análisis del ADN de los restos de la bebida que se tomó en el bar. La Fiscalía belga respalda esta conclusión, pero tampoco descarta "definitivamente" la presencia de Madeleine en el país. En un comunicado, el Ministerio Público explica que existe la posibilidad de que el batido de donde se tomaron las muestras "fuera terminado por el hombre que se encontraba con la niña" en ese momento.

"Seguimos examinando todas las informaciones que nos parecen útiles", se añade, aunque de momento no se han obtenido conclusiones fiables de las aportaciones de esta testigo, ya que tampoco se ha localizado un vehículo que coincida con la descripción dada por la mujer.

OTR Press

Francisco Muro de Iscar

¿Lo armonizamos todo?

por Francisco Muro de Iscar

Fernando Jáuregui

Por supuesto, los Presupuestos

por Fernando Jáuregui

Victoria Lafora

Desmadre global

por Victoria Lafora

Lo más leído

  1. 1

    Isa, destrozada, desvela el último desprecio de su madre, Isabel Pantoja

  2. 2

    Fran Rivera, entre la espada y la pared, mintió públicamente sobre la herencia de Paquirri

  3. 3

    10 errores históricos de la temporada 4 de The Crown

  4. 4

    Cantabria mantendrá el cierre perimetral y de los municipios en el puente de diciembre

  5. 5

    Makoke y Diego Matamoros firman la paz, cenan juntos en un restaurante