Actualizado 17/02/2007 16:05 CET

Crónica Estafa.- Detenidas cinco personas por estafar a inmigrates y defraudar a la Seguridad Social 400.000 euros

- Utilizaban un entramado de empresas ficticias como 'tapadera' para vender contratos de trabajo a los inmigrantes no regularizados

MURCIA, 17 Feb. (OTR/PRESS) -

Nuevo caso de estafa a inmigrantes. La Policía Nacional detuvo a cinco personas por su presunta participación en la venta de contratos de trabajo falsos a inmigrantes, asegurándoles que con ellos podrían regularizar su situación en España. Para ello, empleaban un conjunto de empresas inexistentes con el que lograron defraudar, tanto a los inmigrantes como a la Seguridad Social, más de 400.000 euros.

Los agentes de la Unidad Contra Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades (UCRIF) de la Policía Nacional iniciaron las investigaciones hace unos meses tras detectar, en la Oficina Única de Extranjería de Murcia, varias solicitudes de normalización de ciudadanos extranjeros. Todas ellas tenían en común la empresa que aparecía como contratante -COSTOBRAS 2010 S.L, con domicilio social en la localidad murciana de San Javier.

Ante las sospechas de una posible irregularidad, la UCRIF verificó que dicha empresa no esta dada de alta en el Registro Mercantil, y que tampoco existía físicamente en San Javier.

Este hecho llevó a los agentes de la Policía a solicitar a la Oficina de Extranjería de Murcia el listado de ciudadanos que presentaron contratos de trabajo con dicha empresa ficticia, detectando un total de 39 solicitudes. Gracias a ellas la Policía contactó con algunos de los inmigrantes afectados -la mayoría ecuatorianos, y de Europa del Este-, quienes aseguraron que habían pagado 1.500 euros cada uno por su contrato.

Finalmente, los agentes detuvieron a cinco personas, todas de nacionalidad española, que pasaron a disposición judicial por una presunta estafa a inmigrantes -en situación irregular- a los que, a través de varias empresas ficticias, vendían contratos de trabajo para la solicitud de permiso de residencia. Además, también se les acusa de defraudar a la Seguridad Social y de falsedad de documentos.

DEUDA DE 400.000 EUROS

Aunque en un primer momento se creyó que se trataba de una estafa directa a los inmigrantes, la UCRIF comprobó que los detenidos habían creado un entramado de falsas empresas como tapadera cuyo objetivo final era defraudar a la Seguridad Social.

La deuda acumulada ante la Seguridad Social asciende a la cantidad de 286.000 euros, en el caso de Costobras S.L, a la que se derivaron los fraudes de las otras dos compañías, que presentaban deudas de 55.000 euros y 24.000 euros. Estas cifras sumadas a lo estafado a cada uno de los inmigrantes, suponen una estafa total superior a los 400.000 euros.