Actualizado 15/06/2007 20:40 CET

Crónica Estatutos.- La Generalitat valenciana llevará el Estatuto andaluz al TC por fijar inversiones estatales

- La Junta defiende la "plena constitucionalidad" del texto y señala que el PP lo aprobó en Cortes sin "un solo voto en contra"

VALENCIA/SEVILLA, 15 Jun. (OTR/PRESS) -

La Generalitat valenciana autorizó hoy la interposición de un recurso de inconstitucionalidad contra el Estatuto de Autonomía de Andalucía, aprobado en Cortes y por el pueblo andaluz en referéndum, por considerar que una de sus disposiciones adicionales referidas a la financiación establece "cláusulas unilaterales en favor de una comunidad autónoma y en detrimento de una financiación autonómica global". Por su parte, la Junta de Andalucía no dudó al defender la "plena constitucionalidad" de su Estatuto, al tiempo que recordó que el PP aprobó la reforma en el Congreso y el Senado sin "un solo voto en contra".

Según explicó en rueda de prensa el portavoz del Consell de la Generalitat, Vicente Rambla, el Gobierno valenciano considera que la disposición adicional tercera del Estatuto andaluz "puede afectar a los recursos económicos incluidos en el Fondo de Compensación Interterritorial". Dicha disposición, en su apartado segundo, señala que la inversión destinada a Andalucía "será equivalente al peso de la población andaluza sobre el conjunto del Estado para un período de siete años", lo que "contradice abiertamente el sistema de financiación de las comunidades y ha sido impuesta unilateralmente".

Rambla afirmó que no es posible que cada autonomía "decida unilateralmente los recursos adicionales o no adicionales" que debe recibir del Estado, al tiempo que defendió la presentación del recurso "en defensa de los intereses de todos los valencianos" y en el contexto de la reivindicación por parte del Consell de una "adecuada financiación" estatal hacia la Comunitat. En la misma línea, aseveró que igual que se hizo con el Estatut catalán se impugnará ahora una reforma realizada "sin coordinación alguna con el resto de comunidades" y que tiene "influencia directa" en la Hacienda estatal.

Por todo ello, se ordenó al Abogado General de la Generalitat la elaboración y presentación de un recurso de inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional, así como la realización de los trámites procesales subsiguientes. Para la Generalitat, el Estatuto andaluz vulnera los principios constitucionales de solidaridad entre todas las comunidades autónomas; el de separación de poderes y el principio de distribución de competencias; de reserva de ley, así como el de lealtad institucional y constitucional, y su corolario de coordinación del conjunto de autonomías entre sí y con el Estado.

Además, Rambla afirmó que desde el Gobierno de la Generalitat "impugnamos y vamos a impugar todos aquellos estatutos que, en primer lugar, creamos que son contrarios a la Constitución y, en segundo lugar, además, que puedan perjudicar a los intereses de esta comunidad". En este sentido, y preguntado sobre si el Consell también tiene previsto recurrir el Estatuto de Baleares, señaló que incluye una cláusula "que no es exactamente igual" a las de Andalucía y Cataluña, si bien indicó que se está estudiando "cualquier opción en este sentido".

RESPETO DE LA JUNTA ANDALUZA

Mientras, en Andalucía el portavoz de la Junta, Enrique Cervera, señaló que la Generalitat "está en su derecho de acudir al Tribunal Constitucional y a cuantas instancias considere oportunas en contra de los derechos y los intereses de los ciudadanos de Andalucía". Sin embargo, no dejó de señalar que recurre el Estatuto andaluz "con plena conciencia de que es plenamente constitucional y en contra del respaldo que su propio partido, el PP, dio al texto andaluz en el Congreso de los Diputados y el Senado, donde fue aprobado sin un solo voto en contra".

Para la Junta de Andalucía, la disposición adicional tercera contra la que Valencia dirige su recurso, "no sólo es totalmente constitucional, sino que es justa, mucho más cuando durante los ocho años de Gobierno del PP, Andalucía recibió una inversión media cuatro puntos por debajo del porcentaje de la población andaluza"."Entonces sí se produjo una discriminación manifiesta contra Andalucía, tanto en las inversiones del Estado, como en el reparto de los fondos europeos o en el sistema de financiación, que dejó sin cobertura a más de 400.000 andaluces", subrayó.

Cervera también censuró que el Gobierno valenciano anuncie que presentará recursos contra cualquier estatuto siempre que considere que incluye cláusulas similares a la del texto andaluz y que, en el caso del Estatuto de Baleares, "lo está estudiando" cuando "ha dejado pasar el plazo para recurrir que marca la Ley", fijado en tres meses. "La única diferencia entre el Estatuto balear y el andaluz es que en Andalucía hay un Gobierno socialista y en Baleares, al menos hasta ahora, gobierna el PP", sentenció el portavoz, que dijo estar "deseoso de conocer la opinión" del PP andaluz sobre el recurso.