Crónica ETA.- Dignidad y Justicia recurre por "incongruente" el auto en el que Garzón rechazó imputar a Otegi

Actualizado 29/01/2007 20:23:21 CET

- La asociación de víctimas cree que el juez está fomentando "una virtual impunidad"

MADRID, 29 Ene. (OTR/PRESS) -

La asociación de víctimas del terrorismo Dignidad y Justicia interpuso hoy un recurso de reforma contra el auto que emitió el pasado viernes el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón. En él, el magistrado decidió no imputar al líder de Batasuna, Arnaldo Otegi, y otros once representantes de la izquierda abertzale nuevos delitos de desobediencia por su participación en diferentes actos públicos. Dignidad y Justicia cree que el auto es "incongruente" y que supone fomentar una "virtual impunidad". Por ello, solicitan la práctica de todas las diligencias solicitadas, que pidió la citación de los imputados en un delito reiterado de desobediencia.

Si no se actúa contra ellos, Otegi y otros miembros de Batasuna seguirán actuando como hasta ahora, "bastará con que el procesado manifieste actuar en nombre de cualquier grupo o entelequia para escapar de toda responsabilidad judicial", señala la asociación. Según apunta, afirmar que no existen indicies de que la izquierda abertzale forme parte de la estructura de ETA, como apuntó Garzón en su auto, es "totalmente incongruente con la línea seguida" en el que se investiga la posible sumisión a la organización terrorista de la red de herriko tabernas controladas por Batasuna.

Según Dignidad y Justicia, la izquierda abertzale no está constituida como tal, por lo que es imposible suspender cautelarmente sus actividades. "Sorprende que se afirme que la sumisión, vinculación e integración actual de la izquierda abertzale en la estructura de ETA no esté ni acreditada ni probada indiciariamente, porque es precisamente el instructor quien señaló tal relación entre la izquierda abertzale y ETA", señala el escrito.

La asociación de víctimas alude al auto de procesamiento de varios miembros de Batasuna dictado por el Juzgado Central de Instrucción número 5 en enero de 2005, donde se señala que ETA, "para facilitar su acción criminal que persigue la independencia del País Vasco (español y francés) y Navarra, a través del ejercicio de la violencia, crea en 1974 el Movimiento de Liberación Nacional Vasco (MNLV) o izquierda abertzale, aparentemente desvinculada de ETA, como medida indispensable para extenderse a un espacio mayor al estrictamente militar...".

La acusación rechaza que Garzón desvincule ahora a la izquierda abertzale de Batasuna "cuando en los autos de procesamiento se identifica expresamente el MNLV con la izquierda abertzale, dentro de la cual Batasuna cumple una determinada función, de la que ETA es la vanguardia". Si el juez así lo hizo en su momento, según está parte, "es porque había indicios más que suficientes para ello".

LA RUEDA DE PRENSA

Sobre las declaraciones realizadas por Otegi el pasado 30 de diciembre, tras el atentado perpetrado por ETA en la T4 del aeropuerto de Barajas (Madrid) y en rueda de prensa, Dignidad y Justicia critica que Garzón califique de "aisladas" las siete ocasiones en las que el líder batasuno se refirió a la organización ilegal. "No queda claro el motivo por el que no debe entenderse al revés, esto es, que actuó en nombre de Batasuna, siendo la referencia a la izquierda abertzale la que fue aislada", dice el escrito.

Agregan que el magistrado incurre en fraude de ley al permitir a los miembros de Batasuna acudir a actos bajo los mismos eslóganes y coincidiendo con los mismos postulados ideológicos que lo hacían con la formación ilegalizada, ya que "si los responsables de Batasuna y la izquierda abertzale son los mismos, y los eslóganes y los fines son los mismos, resulta materialmente imposible que la nueva organización presente una vinculación a la banda terrorista diferente a la de la antigua".

Dicen también que por su parte no pretenden prohibir a los particulares el ejercicio de sus derechos civiles y políticos, sino garantizar el efectivo cumplimiento de las resoluciones judiciales". Por ello, tampoco están de acuerdo con que Otegi y otros procesados en esta causa deban ser advertidos, antes de cada acto que deseen realizar, sobre la prohibición de hacerlo en nombre de Batasuna. A su juicio, con la mera comunicación del auto de suspensión de actividades -prorrogado el 17 de enero de 2005 por el juez Fernando Grande-Marlaska, en sustitución de Garzón-, debe cesar toda actividad de la formación ilegalizada.

OTR Press

Francisco Muro de Iscar

Próximo mantra: la escuela pública

por Francisco Muro de Iscar

Carmen Tomás

El miedo cambia de bando

por Carmen Tomás

Victoria Lafora

Juan Marín 'dixit'

por Victoria Lafora