Actualizado 06/02/2007 20:09 CET

Crónica ETA (5).-El fiscal rebaja a la mitad su petición de pena para los imputados en el macrojuicio del entorno de ETA

- Solicita para los 52 procesados condenas que van desde los 4 hasta los 19 años, cuando antes exigía de 10 a 51 años de cárcel

MADRID, 6 Feb. (OTR/PRESS) -

Nueva decisión para la polémica de la Fiscalía en un juicio contra ETA. El fiscal de la Audiencia Nacional Enrique Molina rebajó hoy de forma sustancial, prácticamente a la mitad, su petición de pena para los 53 imputados inicialmente en el macrojuicio que se sigue contra el entorno de ETA. Ahora la Fiscalía solicita para los procesados penas que van desde los 4 hasta los 19 años de prisión, frente a las penas que pidió en un primer momento que iban desde los 10 hasta los 51 años de cárcel. Además, el fiscal retiró la acusación al miembro de la Fundación Joxemi Zumalabe José Ignacio Uruñuela, por el que pedía 12 años de cárcel.

Con esta última decisión pasan a ser 52 los imputados en el macrojuicio que se sigue contra el entramado social, político y económico de ETA. Este proceso se sustancia contra los responsables de KAS y Ekin, considerados aparatos políticos y financieros de la banda terrorista, y del aparato internacional, Xaki, así como de la Fundación Joxemi Zumalabe, que promovió distintas iniciativas encaminadas a la desobediencia civil, como la utilización del DNI vasco.

El juicio por el sumario 18/98 comenzó el 21 de noviembre de 2005 y lleva ya en marcha más de 17 meses. Hasta ahora se estaba sustanciando en las instalaciones de la Audiencia Naiconal en la Casa de Campo, pero se trasladará hasta la habitual sede de Génova con el inicio del juicio del 11-M el jueves de la próxima semana.

Dentro del nuevo escrito de conclusiones provisionales del fiscal, destaca sobre todo la reducción de pena para Xabier Alegría, considerado el enlace de ETA con las distintas organizaciones presentes en la causa. Inicialmente la Fiscalía pedía para él 51 años y ahora rebaja su petición en 38 años hasta los 13. Ahora se le imputan delitos de integración, continuado falseamiento de la contabilidad de los registros fiscales e insolvencia punible. Inicialmente, se le acusaba de integración, cuatro delitos contra la Seguridad Social, cuatro contra la Hacienda Pública, de contabilidad y falsedad documental.

También llama la atención la reducción de pena para el ex miembro de la Mesa Nacional de HB y para el consejero de Orain Francisco Murga, que se enfrentan ahora a una petición de 19 años de cárcel frente a los 48 iniciales. Para ambos se pide ahora mayor pena por los delitos de colaboración, dos contra la seguridad social, uno de falseamiento y otro de insolvencia punible, pero ven como se les retira el delito de integración y varios delitos contra la Hacienda Pública.

ENTRAMADO SOCIAL, POLÍTICO Y ECONÓMICO

Además de las modificaciones en las peticiones de las penas, el fiscal relata en su escrito como ETA mantenía el control de sus instituciones culturales, políticas y obreras a través de la Koordinadora Abertzale Socialista (KAS), que se encargó de reivindicar "los mismos objetivos que ETA, constituyendo en la práctica un instrumento de ésta".

Desde el punto de vista económico KAS se encargó, según Molina, de elaborar un proyecto de financiación para cubrir los gastos de los miembros liberados de la banda terrorista. Un entramado en el que se utilizaron empresas legales como aseguradoras o agencias de viajes. También relata como en noviembre de 1998 el juez Baltasar Garzón ilegalizó a KAS, lo que propició la creación de su sucesora, Ekin, cuya primera aparición se remonta al 23 de septiembre de 1999. Ekin asumió, según el fiscal, la aplicación de la estrategia "político-militar" de ETA mediante "métodos complementarios".

Precisamente hoy, coincidiendo con el nuevo escrito del fiscal de la causa, Aralar realizó un llamamiento a toda la ciudadanía vasca para inculparse en el sumario 19/98 y a participar en el acto que el sábado tendrá lugar en Bilbao para protestar contra este juicio.