Crónica Inmigración.- Mauritania se niega a acoger a centenares de inmigrantes auxiliados en aguas internacionales

Actualizado 05/02/2007 21:30:37 CET
Actualizado 05/02/2007 21:30:37 CET

Crónica Inmigración.- Mauritania se niega a acoger a centenares de inmigrantes auxiliados en aguas internacionales

- Exteriores descarta "un acuerdo inmediato" y rechaza que las negociaciones con el país africano se basen en "temas económicos" - Cruz Roja cifra en hasta 400 el número de personas, incluidos mujeres y niños, que permanecen atrapados en un mercante averiado

MADRID, 5 Feb. (OTR/PRESS) -

Nuevo choque diplomático entre el Gobierno español y el mauritano y, de nuevo, a costa de la inmigración. El país africano ha rechazado de plano acoger a varios centenares de inmigrantes rescatados el pasado viernes en aguas internacionales por Salvamento Marítimo y que Cruz Roja ha llegado a cifrar entre 200 y 400 personas, entre ellos mujeres y niños, de distintas nacionalidades. El Ministerio de Exteriores español descartó de momento "un acuerdo inmediato" con el Gobierno mauritano, aunque las negociaciones siguen en marcha y se esperan resultados en "días". En todo caso, negaron que la base de las discusiones sean "temas económicos".

El carguero se averió a medio camino entre Guinea-Bissau, desde donde partió, y Canarias, en aguas internacionales. La llamada de S.O.S. fue atendida por las autoridades españolas y por las senegalesas, aunque finalmente fue el buque de Salvamento Marítimo 'Luz del Mar' el que acudió en rescate del carguero ya que Senegal indicó no poder asistirlo por falta de medios. Una vez atendida la emergencia, que resultó ser una avería de carácter leve, el 'Luz del Mar' tenía la obligación de conducir al barco al puerto más cercano, en este caso Nuadibú.

Sin embargo, Mauritania se ha lavado las manos, al menos de momento. En un comunicado difundido por el Ministerio de Exteriores del país africano y del que se hizo eco la BBC, el Gobierno de Nuakchott mantiene que "no tiene nada que ver con ese barco averiado ni con el cuidado de sus ocupantes", ya que fue asistido fuera de sus aguas territoriales y Mauritania no es firmante de los dos acuerdos internacionales sobre salvamento marítimo.

El embajador de España en Mauritania, Alejandro Polanco, ha iniciado las negociaciones con las autoridades del país africano, pero desde el Ministerio de Exteriores se admite que "las negociaciones pueden ser lentas". De hecho, las fuentes consultadas por OTR/Press subrayaron que "un acuerdo inmediato no debería considerarse", aunque se pone el acento en que al manos "se está discutiendo y viendo como solucionarlo" y que "el barco está siendo asistido en este momento".

En todo caso, las fuentes consultadas descartaron que las negociaciones se basen "en temas económicos", sino que se sustancian en la "base jurídica", en diferentes "puntos de vista" sobre la legislación internacional de salvamento marítimo. Exteriores tampoco ofrece una cifra exacta del número de inmigrantes que pueden estar atrapados en el buque, aunque sí confirmaron que la mayoría de ellos son paquistaníes.

HASTA 400 INMIGRANTES

En este sentido, fuentes de la Cruz Roja española indicaron que el 'baile' de cifras sobre el número de inmigrantes que podrían estar atrapados en el carguero oscila "entre los 200 y los 400". Según indicaron, la organización, en colaboración con la Media Luna Roja y con la base que la Cruz Roja tiene instalada en las costas mauritanas desde hace un año, se han preparado hasta 2 toneladas de ayuda humanitaria -alimentos y medicamentos- para trasladarla hasta el carguero "en las próximas horas".

Mientras, la secretaria general de la CEAR, Amaya Valcárcel, indicó a OTR/Press que los inmigrantes son en su mayoría paquistaníes, pero también hay bengalíes e indios. La prioridad absoluta, según esta organización, es ofrecerles asistencia, pues, al parecer, carecían de agua en el carguero, aunque señalaron que Salvamento Marítimo tenía cubierto este aspecto, por lo que esperaban la ayuda sanitaria de la Cruz Roja.

Por otro lado, la CEAR reclamó para los inmigrantes "una asistencia digna e inmediata que ponga por encima de cualquier otro interés", recalcando que hay niños a bordo. Además, el hecho de que procedan de países que viven conflictos indica que podrían ser solicitantes de asilo, algo que se desconoce en el Ministerio de Exteriores español. "Si vienen de países en guerra, lo primero que tiene que hacer un Estado es darles acceso a atención legal e intérpretes", remarcaron en la CEAR, señalando que dicha asistencia sólo puede ofrecerse en tierra.

OTR Press

Carmen Tomás

El miedo cambia de bando

por Carmen Tomás

Victoria Lafora

Juan Marín 'dixit'

por Victoria Lafora

Antonio Casado

Orfandad representativa

por Antonio Casado