Actualizado 08/02/2007 19:27 CET

Crónica Justicia.- El nombramiento de Fernández Bermejo abre un nuevo frente entre Gobierno y oposición

- El PP tacha al futuro ministro de Justicia de "ultra del PSOE" y advierte que Zapatero "se arrepentirá"

- López Aguilar critica que la oposición no respete "la regla elemental de corrección democrática" y haga "descalificaciones preventivas"

MADRID, 8 Feb. (OTR/PRESS) -

El PP ha obviado, antes incluso de que tome posesión, los cien días de cortesía con el que pronto será el nuevo ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo. El portavoz del PP, Eduardo Zaplana, no dudó hoy en tacharle de "ultra del PSOE", por lo que considera su nombramiento como "un mensaje de 'olvídense de la unidad'" con los populares en política antiterrorista. Mientras el ex ministro de Justicia José María Michavila, que mantuvo en su día un agrio enfrentamiento con Bermejo, auguró que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "se arrepentirá" de esta decisión. Por su parte, el todavía titular del departamento, Juan Fernando López Aguilar, criticó que el PP no respete "la regla elemental de corrección democrática" de los cien días y lance "descalificaciones preventivas".

Durante una entrevista en la cadena COPE, el secretario general del PP, Angel Acebes, aseguró que el presidente del Gobierno ha acertado en su estrategia de "ir contra el PP" con este nombramiento. "Si había que buscar una persona contra el PP, con declaraciones y actuaciones más agresivas y una actitud más sectaria es el nuevo ministro de Justicia", remachó el número dos de los populares, añadiendo que "el rencor, el odio y lo que representa la división y el enfrentamiento, olvidados entre los españoles hasta que llegó Zapatero sigue anidando en algunas personas, pocas, y son de las que se rodea Zapatero para continuar con su proyecto".

Por su parte, Eduardo Zaplana aseguró que a lo largo de su trayectoria profesional el próximo ministro de Justicia ha demostrado ser un "radical" y un "fiscal polémico" que "ha ejercido de ultra del PSOE" y ha generado "muchísima crispación". En este sentido, recordó que Fernández Bermejo calificó el escándalo de los GAL como "la historia de una hipocresía colectiva" o que cuando Michavila le desplazó como jefe de la Fiscalía de Madrid se definió como "un represaliado ideológico" y proclamó: "Hemos luchado contra los padres y ahora nos toca luchar contra los hijos".

"Si los socialistas no querían unidad con el PP en la lucha antiterrorista y en asuntos de Justicia, no hacía falta evidenciarlo tanto, este nombramiento es un mensaje de 'olvídense de unidad'", consideró Zaplana, que añadió que "es aquello de 'No quieres caldo, pues toma dos tazas'". El ex ministro Michavila, a quien demandó Fernández Bermejo en 2003 por una presunta ofensa moral y profesional, dijo que "era un político frustrado" y que ahora "tiene la oportunidad de ser un político", porque hasta sus propios compañeros "pensaban que no era un buen fiscal".

Además, Michavila consideró que el Gobierno de Zapatero le ha nombrado para "asustar a tantos jueces que tratan de aplicar la ley en la lucha contra el terrorismo", lo que supone "un paso muy importante de la quiebra del gobierno del talante, al meter una persona tan sectaria y radical, y el paso definitivo para romper el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo, que Bermejo ha torpedeado siempre que ha podido". De hecho, acusó a Fernández Bermejo de ser "el responsable de que el PCTV esté financiado con nuestros impuestos trabajando para ETA".

LA REGLA ELEMENTAL

El primero en partir una lanza en favor de Fernández Bermejo, fue el actual titular de la cartera de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, que recordó al PP que en política existe una "regla elemental de corrección democrática" de permitir "al menos cien días" a un dirigente "para que se estrene en el cargo y pueda anunciar y desplegar su impronta". "Algunos comentarios rompen esa regla de corrección bastante elemental", señaló, denunciando las "descalificaciones preventivas de grueso calibre" contra su sucesor.

Además, aseguró que Fernández Bermejo "es un jurista profesional de reconocida competencia y por tanto apto para esa responsabilidad". "Es el presidente del Gobierno el que nombre y releva a los ministros y por tanto cuenta con la legitimación que la Constitución prevé", remarcó el ministro, que consideró que "nadie debe arrogarse una prerrogativa que la Constitución deposita exclusivamente en el presidente del Gobierno, la de formar su Consejo de Ministros con hombres y mujeres de confianza", en referencia al PP.

Desde el PSOE, el portavoz del partido, Diego López Garrido, defendió la trayectoria "impecable, intachable e íntegra" de Fernández Bermejo y su "defensa a ultranza de la autonomía del Ministerio Fiscal y de la independencia del Poder Judicial". "Tuvo que resistir la interferencia del Ejecutivo del PP, porque ese gobierno no quería discales, sino súbditos y él dijo 'No'", aseguró el dirigente socialista. Por último, el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, dio la vuelta a las críticas del PP y las consideró "una señal" de que se "ha acertado" con el nombramiento.

OTR Press

Charo Zarzalejos

¿Cogbernanza?

por Charo Zarzalejos

Lo más leído

  1. 1

    Robles pide explicaciones al JEMAD tras conocer que ha sido vacunado de Covid-19

  2. 2

    La génesis de un rayo azul, observada desde la Estación Espacial

  3. 3

    El Gobierno prohíbe echar a 'okupas' si la entrada en la vivienda se produce sin "intimidación o violencia"

  4. 4

    El Gobierno prohíbe expulsar a 'okupas' si la entrada en la vivienda se produce sin "intimidación o violencia"

  5. 5

    ¿Cuándo se estrenan nuevos capítulos de Wandavisión (Bruja Escarlata y Vision) en Disney+?