Actualizado 25/10/2007 21:02 CET

Crónica O.Próximo.-Israel impone a Gaza cortes periódicos del suministro de electricidad y reduce el envío de carburante

- El plan responde a los persistentes ataques con cohetes desde la franja costera

JERUSALÉN, 25 Oct. (OTR/PRESS) -

El ministro de Defensa de Israel, Ehud Barak, aprobó hoy un plan para cortar de manera limitada el suministro eléctrico y limitar la llegada de carburante en la franja de Gaza, como respuesta a los ataques con cohetes llegados desde la zona costera. El Ejecutivo de Jerusalén ya había declarado el mes pasado como "territorio hostil" a la zona de Gaza, controlada por el grupo islámico Hamás pero dependiente por completo de los suministros energéticos de Israel.

La aprobación de Barak era el último paso necesario para que las anunciadas sanciones tuviesen vigencia. Pese a que el comienzo de los castigos no tiene fecha, sí se conoce en qué consistirán estos cortes de suministro. En un principio, consistirán en cortes eléctricos de 15 minutos, tiempo que se incrementará con periodos más prolongados cada vez que los palestinos lancen un cohete hacia el territorio del Estado hebreo. Así quedó de manifiesto en un comunicado difundido hoy, que afirma que el Ministerio de Defensa "aprobó las recomendaciones de los oficiales para comenzar cortes periódicos de electricidad y limitar los suministros de carburante, dado que continúan los ataques con cohetes", según informaciones de 'Al Jazeera' recogidas por Otr/press.

Y es que, a pesar de las amenazas, el Ejército israelí confirmó hoy dos nuevos disparos contra el sur de Israel que no produjeron daños. Desde Jerusalén se confía en que esta drástica medida sirva para aumentar la presión contra un territorio declarado "hostil" hace un mes. Este calificativo sucedió a la decisión de Hamás de hacerse fuerte en la franja de Gaza y, desde entonces, lanzar cohetes periódicamente contra Israel.

Lo cierto es que cortar el suministro eléctrico llegado desde Israel supone interrumpir más de la mitad del envío total, por lo que destacados dirigentes internacionales, como el presidente de Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, ya condenaron la iniciativa de castigo por injusta.

DESCONEXIÓN GRADUAL

El viceministro de Defensa, Matan Vilnai, director del equipo encargado de elaborar el plan, confirmó el martes que Israel "reduciría drásticamente" el suministro a la Franja de Gaza y su millón y medio de habitantes durante varias semanas. Señaló que no existía "elección" para adoptar o no esta medida y, además, indicó que los cortes "tendrán efecto".

"La recomendación es comenzar la desconexión gradualmente, sin causar nada que pudiese crear una crisis humanitaria, como en hospitales", añadió. Vilnao confía en que esta drástica decisión de Jerusalén incentive a Gaza para producir su electricidad y no depender al 60% de los suministros israelíes.

Por su parte, el portavoz de Hamas en Gaza, Sami Abu Zuhri, indicó que la labor de las fuerzas "de ocupación" es cuidar de las necesidades de las "personas ocupadas". "Explotar las necesidades humanas para chantajear a nuestra gente no nos hará más débiles", advirtió.