Crónica Rajoy.- Rajoy reclama un cambio político para que gobiernen personas "a la altura de las circunstancias"

Actualizado 03/11/2007 21:03:41 CET

- Asegura que su objetivo en la próxima legislatura es "dejar los conflictos, hablar del futuro y dejar el pasado"

BARCELONA, 3 Nov. (OTR/PRESS) -

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, volvió hoy a atacar al Gobierno socialista en un nuevo discurso con la vista puesta en las elecciones generales de marzo. El máximo dirigente popular denunció que el Ejecutivo presidido por José Luis Rodríguez Zapatero "no sabe gobernar" y reclamó a la ciudadanía un cambio político en las próximas elecciones generales de 2008 para que gobiernen los que estén "a la altura de las circunstancias". Aunque no hizo una mención explícita al veredicto del juicio por los atentados del 11-M, Rajoy aseguró que su objetivo en la próxima legislatura es "dejar los conflictos" y "el pasado", y "hablar de futuro".

El presidente de los populares quiere que los futuros gobernantes de España sean personalidades que asuman "sus responsabilidades" y sean "respetadas" por la ciudadanía, en clara referencia a la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, que está teniendo que afrontar las crisis de los servicios de cercanías y del AVE de Cataluña. En la clausura de las jornadas preparatorias del programa electoral de su partido celebrada en Barcelona, Rajoy afirmó que "España necesita urgentemente un cambio político", ya que en su opinión, "las cosas se pueden hacer mucho mejor y se deben hacer mucho mejor" y no hay "ni un sólo ciudadano español que no crea que las cosas se pueden hacer mucho mejor".

Según Rajoy, el PP "sabe gobernar" ya que "lo demostró" entre 1996 y 2004, aunque "hay otros que se equivocan pero no saben gobernar", ya que priman sus "prisas", en referencia a la inauguración del AVE, por lo que deberían situar "el interés general por encima del interés partidista". Por ello prometió aprobar una Ley de Calidad de los Servicios Públicos en el caso de ganar las próximas elecciones generales ya que, según aseguró, los ciudadanos "tienen derecho a exigir a la Administración que cumpla".

PROMESAS ELECTORALES

El líder del PP no mencionó la sentencia del juicio por los atentados del 11-M explícitamente, aunque sí apostó por "dejar los conflictos" y el pasado de lado para "hablar de futuro", ya que para él, "la obligación de cualquier gobierno normal" es "ocuparse de las verdaderas necesidades de la gente". Asimismo, reiteró que "sólo" va a mirar al futuro, ya que, a su juicio "las memorias históricas, Franco, las repúblicas, lo que ocurrió hace 500 años y Felipe V tienen muy poco sentido en el mundo que nos ha tocado vivir".

De todas formas, Rajoy, tras acusar al ministro de Economía, Pedro Solbes, de practicar la "política del tancredismo" aseguró que, recuperar la competitividad española y mejorar el bienestar de la gente, será su "prioridad básica" en el caso de llegar a La Moncloa.

Del mismo modo, Rajoy prometió un programa "muy ambicioso" en materia de educación, porque es la "clave para que haya igualdad de oportunidades", y prometió la realización de "una labor de integración verdaderamente eficaz" en política de inmigración" aunque dejó claro que, si llega al Gobierno, "los que vengan aquí" tendrán que actuar "en consecuencia" a las "leyes, que les imponen deberes y obligaciones".

OTR Press

Pedro Calvo Hernando

Fragmentación española, S.A.

por Pedro Calvo Hernando

Fermín Bocos

La incógnita Ciudadanos

por Fermín Bocos

Julia Navarro

Trampas al solitario

por Julia Navarro