Actualizado 28/06/2007 22:34 CET

Crónica Rato.- Rodrigo Rato dejará el FMI en octubre para atender a sus hijos y descarta volver a la política

- El antiguo número dos del PP con Aznar había adelantado sus intención a Rajoy, retrasada por el 'Caso Wolfowitz'

WASHINGTON/MADRID, 28 Jun. (OTR/PRESS) -

Después de poco más de tres años en el cargo, el ex director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Rodrigo Rato, anunció hoy sorpresivamente que abandonará el puesto el próximo mes de octubre para atender a sus hijos. Antes de que un comunicado del organismo financiero hiciese pública la noticia, Rato la comunicó tanto al líder del PP, Mariano Rajoy -al que ya había adelntado su intención, retrasada por el 'Caso Wolfowitz'- como al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Según ha trascendido, el antiguo número dos en la lista al Congreso por Madrid con Aznar y aspirante a la sucesión que finalmente fue para Rajoy, no tiene intención de volver a la política activa.

"He tomado esta decisión por razones personales". "Mis circunstancias familiares y responsabilidades, particularmente con respecto de la educación de mis niños son la razón para abandonar antes de lo esperado mis responsabilidades en el fondo", explica el propio Rato en el comunicado emitido esta tarde desde la sede del organismo financiero internacional en Washington DC.

Rato ha comunicado al FMI que no podrá cumplir la duración total de su mandato y que dejará la dirección del banco tras la conclusión de la reunión general del consejo de gobernadores del FMI y del Banco Mundial. "Quise compartir la decisión con el fondo para dar al Consejo un tiempo razonable para designar a mi sucesor", afirmó, asegurando que "profesionalmente", la decisión no fue "fácil", por la gran consideración y estima que profesa a la institución, a la que elogió por "su plantilla, su papel en la arquitectura de la economía mundial y su envidiable capacidad para adaptarse a las cambiantes circunstancias globales para asegurar que se sirve a los miembros de manera efectiva", aseguró. "Ha sido un gran honor para mí servir al Fondo y lo seguiré haciendo con el mismo esfuerzo y entusiasmo hasta el último día", subrayó. Según ha trascendido, la decisión de Rato estaba tomada desde hacía tiempo pero el 'Caso Wolfowitz' la había retrasado.

En España, la noticia caía ocmo una bomba a media tarde. No obstante, Rato ya había adelantado sus intenciones a algunas personas que le son cercanas, incluido el presidente del PP, Mariano Rajoy, con el que mantiene una estrecha y fluida amistad, según fuentes del entorno del ex vicepresidente económico del Gobierno. Hoy mismo, Rato anticipó telefónicamente a Rajoy que la noticia de su salida del puesto sería comunicada oficialmente por el FMI. Rato también se lo comunicó de forma anticipada por la misma vía al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien le felicitó por su gestión, según fuentes de Moncloa citadas por Radio Nacional.

CANSADO DEL TRABAJO Y LOS CONTINUOS VIAJES Sobre el porvenir de Rodrigo Rato a su vuelta a España, fuentes de su entorno se apresuraron a dejar claro esta misma trade en diferentes medios que no volverá "en ningún caso" a la vida política, y que los planes del antiguo ministro de Economía pasan por incorporarse a una empresa privada en España, cuya identidad se anunciará en su día. Para consolidar los motivos oficiales de su salida del FMI, estas fuentes explicaron que aproximadamente cada 15 días realiza un viaje a España de carácter privado, prácticamente de incognito, en los que mantiene estrecha relación con sus hijos, e indicaron que tras estos tres años de actividad, Rodrigo Rato se encuentra "especialmente cansado" por el trabajo y los continuos viajes por todo el mundo.

No obstante, desde el PP no faltó quien se anticipase señalando que el partido recibiría con "los brazos abiertos" y que si era su deseo tendría hueco en las listas al Congreso para las próximas Generales, según señaló nada más conocer la noticia en el Congreso el secretario de Comunicación popular, Gabriel Elorriaga. Ciertamente, entre los diputados del PP la noticia sobre la marcha de Rato del FMI fue todo un 'bombazo' inesperado y buena parte del grupo parlamentario se enteró por mensaje de móvil.

Fuera del PP, el portavoz parlamentario del PSOE, Diego López Garrido, no hacia caso de la versión oficial y vaticinaba que el regreso de Rato "a lo mejor introduce algo de emoción en el patio político del PP". "Sería interesante preguntarle al señor Rajoy", apuntó en declaraciones en los pasillos del Congreso. Por su lado, el secretario general de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, consideró hoy que Rodrigo Rato hubiese sido un buen presidente del Gobierno y opinó que "no hubiese permitido" el uso que hizo el Ejecutivo del PP de la autoría del 11-M. En una entrevista a la Cadena Ser, Duran indicó que el PSOE "temía" a Rato como candidato a la presidencia en su momento, justo antes de que José María Aznar nombrara como sucesor a Mariano Rajoy.

OTR Press

Luis Del Val

A tontas y a locas

por Luis Del Val

Julia Navarro

Problemas

por Julia Navarro

Isaías Lafuente

Catálogo de ausencias

por Isaías Lafuente