Actualizado 04/11/2006 20:34 CET

Crónica Religión.- Aunque casi la mitad de los jóvenes españoles se declara católico apenas acuden a misa

- Las asociaciones católicas aseguran que estamos asistiendo a un proceso de descristianización

MADRID, 4 Nov. (OTR/PRESS) -

La relación entre la Iglesia y los jóvenes no pasa por su mejor momento. A pesar de que casi la mitad de los jóvenes españoles se declara católico únicamente un 14% acude a misa regularmente. Las asociaciones católicas aseguran que hoy en día no es políticamente correcto declararse católico y que la televisión es un agente de descristianización clarísimo.

Los templos están llenos de cabezas blancas. La cifra de los jóvenes que acuden a la iglesia es cada vez menor ante una tendencia creciente de descristianizar todos los aspectos de la vida. Así lo cree el secretario secretario de jóvenes de la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP), Alejandro Rodríguez de la Peña, quien asegura que la situación actual entre Iglesia y jóvenes es "dramática".

Actualmente poco más del 14% de los menores de 30 años acuden a misa en España, una tasa aún más alarmante si se la compara con estudios anteriores que situaban la cifra cercana al 25%. Lo más preocupante para muchas asociaciones católicas es que la Iglesia sea una de las instituciones peor valoradas por el conjunto de la juventud española.

"Del 45% de jóvenes que se declaran católicos, sin embargo, un buen número aprueban el aborto o la adopción de parejas homosexuales, y un buen número declara la doctrina de la Iglesia anticuada", según señaló De la Peña.

En su opinión el problema, de separación con la Iglesia, se extiende a todos los ámbitos, y recordó el último congreso de Nuevas Generaciones del PP, en el que se rechazó la mención al "humanismo cristiano". "Existe una tendencia a descristianizar los mensajes", comentó.

De la Peña asegura que actualmente en España no es "políticamente correcto" reconocer que uno es católico, y menos entre los jóvenes, donde los grupos de amigos tienen una gran importancia. "Salir del armario en esta materia es muy difícil para cualquier joven, porque se somete a que sus amigos se burlen, dada la corriente de pensamiento que impera en la sociedad actual".

VENDERSE MEJOR

A pesar de la situación actual, De la Peña dijo que no existe ninguna institución que sea capaz de congregar a tantos jóvenes como la Iglesia. "Ningún grupo de rock ni equipo de fútbol es capaz de reunir a tantos", aseguró. No obstante, señaló que "hay que saber venderse mejor" y añadió que es importante que esos jóvenes católicos sean "más visibles".

Otra vía para acercar la Iglesia a los jóvenes, según De la Peña es recuperar la idea de "autoridad" de los agentes pastorales. En este sentido, comentó que es "importante" que no se legitimen actuaciones de los jóvenes contrarias a la doctrina católica, ya que "la docilidad" no es buena.

También insistió en la necesidad de que la Iglesia pueda tener medios de comunicación para hacer llegar esas ideas a los más jóvenes. En este contexto De la Peña no ahorró críticas para los medios de comunicación actuales en España, a los que responsabilizó en buena medida del alejamiento entre jóvenes e Iglesia. "Los actuales medios de comunicación son hostiles a la Iglesia y no reflejan la realidad del catolicismo español", aseguró.

En su opinión, los jóvenes católicos son "continuamente ridiculizados" en las series de televisión que tienen como protagonistas a "parejas homosexuales, gente promiscua y cuanto más raros, mejor". La televisión es un agente de "descristianización clarísimo", concluyó.

Lo más leído

  1. 1

    Fran Rivera, entre la espada y la pared, mintió públicamente sobre la herencia de Paquirri

  2. 2

    Cantabria mantendrá el cierre perimetral y de los municipios en el puente de diciembre

  3. 3

    Salud Pública cierra el colegio Torreánaz de Medio Cudeyo por el aumento de casos Covid

  4. 4

    Makoke y Diego Matamoros firman la paz, cenan juntos en un restaurante

  5. 5

    España logra la tercera posición en Eurovisión Junior 2020 con Soleá