6 de abril de 2020
 
Actualizado 09/01/2008 19:56:55 +00:00 CET

Crónica Suceso (2).- El homicida de Gijón no tenía relación sentimental con su víctima y le mató por 20 euros

- El abogado asegura que el agresor había tomado pastillas y alcohol esa tarde y la juez le envía a prisión

GIJÓN, 9 Ene. (OTR/PRESS) -

La juez de Instrucción número 2 de Gijón decretó hoy el ingreso en prisión del asesino confeso de Constantino Jesús Vega, apuñalado en la madrugada del martes. El agresor, Rafael G.S., había tomado ese día pastillas y alcohol, según informo su abogado de oficio, José Armando García Roces, quien explicó que el crimen tuvo su origen en un préstamo de 20 euros que la víctima no quería hacerle al hombre que finalmente terminaría matándole y con el que supuestamente compartía amistad, y no una relación sentimental como se indició en un primer momento en base a la declaración de los vecinos.

Desde hoy, se encuentra en prisión Rafael G.S., después de que en su declaración ante la juez confirmase su autoría en el crimen de Constantino Jesús Mesa Vega, ocurrido de madrugada en la localidad de Tremañes. El letrado de oficio del sospechoso indicó, a la salida de los Juzgados, que su cliente se mostró "tranquilo" durante su comparecencia, que fue "muy minuciosa" y en la que detalló cómo apuñaló a su víctima con un cuchillo de cocina y después llamó desde un bar cercano a la Comisaría para confesar el crimen.

García Roces afirmó que Rafael había consumido pastillas y alcohol previamente al suceso y, por tanto, llegó a la vivienda de la víctima en "importante estado de embriaguez, al tiempo que añadió que bebe "habitualmente", aunque desconoce la cantidad y el grado de afección de esta adicción a su conducta. Además, apuntó que su cliente carece de antecedentes penales.

Rafael, que rehusó avisar de su situación judicial a algún miembro de su familia, se habría mostrado "tranquilo y consciente de lo que hizo" durante su declaración ante la juez. Dado que recuerda en gran parte su actuación, según el abogado, el acusado tiene "las cosas muy claras" y más bien está "resignado" con la pena que le puedan imponer. Queda por aclarar si por parte del fallecido se personará alguien como acusación particular, especialmente su único familiar, un tío suyo.

SÓLO AMIGOS

García Roces precisó la versión dada en un primer momento y que establecía una relación sentimental entre víctima y agresor. En este sentido, aclaró que eran sólo amigos y que únicamente pasaba por la casa del fallecido "esporádicamente". Este dato contrasta con la versión de los vecinos, que afirmaban que los dos hombres convivían juntos e incluso se hacían pasar por hermanastros en ocasiones para disimular la verdadera relación que mantenían.

Como argumento, el letrado aseguró que no encaja con el hecho de que pudieran tener una relación "muy estable" el que Rafael se dedicase a la mendicidad y acudiese frecuentemente a comer en la Cocina Económica.