Actualizado 16/06/2007 02:00 CET

Antonio Pérez Henares.- El PP no sabe bailar y el PSOE se acuesta con todas

MADRID, 16 Jun. (OTR/PRESS) -

En las municipales y autonómicas el PP ganó la batalla del voto . El PSOE empezará a ganar el sábado con la constitución de los ayuntamientos la del poder. Considera que ya tiene en el zurrón, y le habrá arrebatado al PP diez capitales de provincia al PP, una por votos de mayoría absoluta, Las Palmas de Gran Canaria, y nueve a través de pactos: Toledo y Jaén (con IU) Orense (con BNG), Vitoria (con el PNV) León (UPL, leonesistas), Logroño (PR , regionalistas, Cáceres y Soria con IU y ex PP y Palma de Mallorca con I.U, ERC, Verdes y U.M.. De ellas, solo ha sido la lista más votada en Vitoria, Jaén, León y Soria. En el resto, el PP se ha quedado a un solo escaño de la mayoría absoluta. Los populares sólo han logrado, por su lado, conquistar Cuenca y Guadalajara.

A ello quieren unir algunas diputaciones, la más sorprendente de las pactadas es la de Almería con el disidente del PP y alcalde de El Ejido, Enciso, al que ellos mismos calificaron cuando los incidentes racistas de hace años de fascista y xenófobo. La caza mayor con que se completará la operación será auparse también a la presidencia de la comunidades autónomas de Navarra y Baleares. Dan por perdida Canarias, donde a tenor de los votos era la única de las tres donde tenían la legitimidad de una victoria en las urnas. Todo un sarcasmo y la prueba de nuestro perverso sistema electoral. Los populares han demostrado, una vez más, su torpeza y falta absoluta de cintura ya no para establecer pactos, (serían inauditos con IU, ERC o BNG, pero otros serían más que factibles), sino para hacerse con toda suerte de enemigos de sus cercanías ideológicas, de regionalistas a nacionalistas moderados, entre los que suelen resultar los más letales los expulsados, enfadados y resentidos de su propio partido. En resumen, que el PP sigue sin aprender a bailar y el PSOE se acuesta con cualquiera.

Porque contemplando el panorama resulta verdaderamente un emponzoñamiento de los principios de ese partido que pacte con quien sea con el único objetivo del poder y aún a costa de corromper principios esenciales y violentar asuntos trascendentales para la propia estructura y vigencia del propio Estado. Sus pactos con ERC resultan cada día que pasa más vomitivos para su propio electorado, y no van a la zaga los que ahora van a desarrollar -eso está ya atado y bien atado- con los separatistas de Nafarroa Bai ( democráticos, nadie lo duda, pero independentistas y partidarios de la anexión de Navarra a Euskadi, también). Eso tampoco se duda aunque por táctica se oculte no sea que las bases y sobre todo los votantes un día ya no puedan con mas ruedas de molino en el garganchón.

En cualquier caso, el espectáculo es cualquier cosa menos ejemplarizante de nuestro sistema electoral y de nuestra clase política. Personalmente me quedo con esa amargura de que los socialistas van a pactar ajenos a principios en unas operaciones que en un momento más pronto que tarde pasaran una tremenda factura al socialismo. De hecho, aunque ganen poder, situaciones como Navarra o Cantabria donde se han convertido en la tercera fuerza , lo que están perdiendo es cualquier imagen de partido nacional y con un criterio único en toda España. El referente de unidad es el poder central. Pero el día que eso se pierda, el mapa puede saltar en pedazos y el PSOE acabar en auténtica explosión. Me quedo con esa amargura y con otra no menor. En el único sitio donde merecían ocupar el poder, en Canarias, por este aberrante sistema electoral es en sitio que se van a quedar en la oposición.

Antonio Pérez Henares.

OTR Press

Carmen Tomás

Esperando a Calviño

por Carmen Tomás

Victoria Lafora

La tregua

por Victoria Lafora

Fermín Bocos

Una impostura

por Fermín Bocos