Actualizado 03/06/2007 02:00 CET

Carlos Carnicero.- Las dudas de Condoleezza

MADRID, 3 Jun. (OTR/PRESS) -

Llegó como un elefante a una cacharrería. Condoleezza Rice le dijo a Miguel Ángel Moratinos que tiene "serias dudas" sobre la política española hacia Cuba y el ministro español le respondió que España había hecho más por los llamados "disidentes" que Estados Unidos. La obsesión norteamericana contra Cuba le ha llevado a cosechar su mayor fracaso en política exterior, instalado desde hace más de cuarenta años en los que ninguna de las variantes empleadas sobre el mismo proyecto de agresión a Cuba le ha dado el mínimo resultado. Las dudas de Condoleezza debieran emplearse para despejar la servidumbre que su política hacia Cuba tiene con el estado de La Florida y su difícil equilibrio electoral, que obligan a una política exterior obsoleta que solo sirve para satisfacer a los más recalcitrantes lobby cubano-americanos.

España ha empezado una dinámica de diálogo con las autoridades de Cuba que ha permitido comenzar a analizar la situación de los derechos humanos en la isla. Ha logrado la excarcelación de algunos de los presos que cumplían condenas en cárceles cubanas y mantiene una trayectoria de interlocución que puede ser crucial frente al aislacionismo decretado por Estados Unidos.

No sé si en los usos diplomáticos está establecida la sinceridad como norma de conducta directa. Pero la mayoría de los ciudadanos españoles, como dictan las encuestas de los ciudadanos norteamericanos, no tenemos "serias dudas" sobre la política norteamericana en Irak, sino que estamos todos seguros de su error. Las dudas de Condoleezza debieran aplicarse a sus propias recetas.

Carlos Carnicero

OTR Press

Luis Del Val

Asalto telefónico

por Luis Del Val

Isaías Lafuente

Vacunas reales

por Isaías Lafuente

Francisco Muro de Iscar

Público y privado

por Francisco Muro de Iscar