Publicado 12/04/2015 12:00:14 +02:00CET

Carmen Tomás.- Próxima parada, la EPA de finales de abril.

MADRID, 12 Abr. (OTR/PRESS) -

Esta semana nos decía el presidente del gobierno que conceptos como prima de riesgo o rescate habían dejado de estar en el vocabulario de todos. Y tiene razón. La economía española da síntomas de mejoría, aunque aún algunas de sus variables más importantes para los ciudadanos, como el paro, sigan siendo un problema y llene de preocupación.

Sin embargo, se miren como se miren, los datos de paro registrado y de afiliaciones a la Seguridad Social de marzo han seguido dando alegrías, aunque la tasa de paro aún sigue siendo elevada y por tanto las expectativas de la gente siguen siendo negativas sobre el futuro. En todo caso, la bolsa, la venta de viviendas, de coches, los intereses de la deuda, los movimientos turísticos de Semana Santa, el petróleo o el euro están logrando que algunos desequilibrios mejoren.

Ahora bien, la mejora de la economía va a ser suficiente, como Rajoy y el gobierno quisieran, para que los españoles elijan en las próximas elecciones opciones escasamente arriesgadas. Está es en este momento la pregunta del millón. Partidos como Ciudadanos empiezan a desvelar cuáles son sus propuestas de gobierno y realmente hay algunas que se pueden suscribir y otras claramente populistas, menos si quieren que las de los de Podemos, pero en la línea.

El gran debate se ha armado en torno a las inversiones en AVE. Los de Ciudadanos son partidarios de no invertir más que lo que ya está presupuestado y dedicar ese dinero extra en potenciar la Innovación. A priori parece positivo, pero en la realidad bastante pobre para el objetivo de que este país cambie su modelo productivo. Ahora todos estos grupos nuevos apuestan porque España se convierta en Noruega, cuando nuestro país tiene sus propias características. Nadie quiere un modelo basado en la construcción sin control, pero no es malo que ésta sea una parte de nuestro PIB. Tampoco hay que denostar el turismo que tanto ingresos y puestos de trabajo nos deja.

Claro que hay que tener empresas más grandes y más exportadoras, pero sería injusto decir que no se ha hecho nada en estos campos. Hoy en España hay más de 200.000 empresas que exportan y además lo hacen a áreas que antes nunca lo habían hecho. Hay además que señalar que cada vez más organismos internacionales ponen a España de modelo de cambio en tan poco tiempo.

Tiene razón Rajoy cuando dice que nadie, ni él mismo, pensaba que en poco más de tres años la economía española iba a presentar los datos que presenta. Quizá no sea suficiente para cambiar la percepción de la gente, que aún así ve mal las cosas en general, pero mejor si se le pregunta por su situación particular. Ahora, los problemas que pueden hacer retroceder se llaman Grecia o la burbuja de deuda. Habrá que estar atentos a estos posibles cisnes negros, pero no cabe duda de que aún con problemas como el desempleo o el escaso ahorro, los próximos meses serán cruciales. La primera parada la EPA a finales de abril.

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    Tamara Falcó apuesta por un look 'total black' de Carolina Herrera de infarto

  2. 2

    Barbón advierte que "si no doblegamos la curva en una semana se optará confinamientos perimetrales"

  3. 3

    Muy grave un hombre al recibir un disparo tras intentar atacar a unos agentes en Manzanares

  4. 4

    Iglesias y Montero cancelan su agenda tras el ingreso de sus hijos mellizos en el Gregorio Marañon por una bronquiolitis

  5. 5

    Queda en libertad el preso de ETA Rufino Arriaga, condenado por pertenencia al 'comando Madrid'