Cayetano González.- El bochorno del himno.

Actualizado 15/05/2009 14:00:28 CET

MADRID, 15 May. (OTR/PRESS) -

Se suele decir que de lo que se siembra se recoge. Y algo de eso sucedió el pasado miércoles en Valencia, cuando una inmensa mayoría de los hinchas del Barcelona y del Athletic de Bilbao que estaban en el estadio protagonizaron una sonora y rotunda pitada al comenzarse a escuchar las notas del himno nacional, mientras los Reyes de España hacían su entrada en el palco de Mestalla acompañados por el President Montilla y por el lehendakari López.

Un taxista de Madrid que me trasladó instantes después de este lamentable hecho a mi domicilio me confesó que, como español y como ciudadano, había sentido bochorno al escuchar en la radio de su vehículo lo sucedido. Glosó algo más su comentario, añadiendo que este tipo de cosas son las que dañan mucho la imagen de España en el exterior; culpaba en gran parte a algunos de los dirigentes deportivos de esos dos clubes -mencionó expresamente al presidente del Barca, Joan Laporta- que con sus declaraciones de contenido independentista abonan el terreno para que luego las aficiones se animen y acabó su disertación -casi ya habíamos llegado al punto de destino- mostrándose partidario que estos dos clubes, si tanto les molesta el himno y el Rey, que monten su competición particular y que disputen la Copa de los Paisos Catalans o de Euskal Herria y que nos dejen en paz al resto.

No puedo estar más de acuerdo con los comentarios de este taxista madrileño -que por cierto no llevaba puesta ninguna emisora de radio convencional que pudiera "dar pistas" sobre sus simpatías políticas, sino una exclusivamente dedicada a la información deportiva- y estoy seguro que sus reflexiones pueden ser compartidas por muchos ciudadanos. Lo que sucedió antes de anoche en Valencia no es pensable que pudiera verse en países como Francia, Alemania, Gran Bretaña, Italia o Estados Unidos, donde la gente escucha el himno nacional con gran respeto.

¿Que el problema es que muchos aficionados del Barca o del Athletic consideran que Cataluña o el País Vasco no forman parte de España y que el himno nacional no les representa? Entonces es donde entra algo que se llama educación, respeto a los que piensan diferente. Pero eso es algo que los nacionalismos, tanto el catalán como el vasco, no solamente no fomentan, sino todo lo contrario. Son faltones y les falta mucha madurez democrática. Por si todo lo anterior no fuera ya de por sí triste y deprimente va TVE como en los mejores tiempos de la censura, y priva a los telespectadores -a los que debe de considerar unos menores de edad que no deben de ver ciertos "espectáculos"- de esas imágenes y de esos momentos. Todo lo sucedido en Valencia también forma parte del "Estado de la Nación" al que ni el presidente del Gobierno ni el líder de la oposición quisieron referirse en su "cuerpo a cuerpo" limitado exclusivamente a la crisis económica. La peor forma de resolver los problemas es ignorarlos. Y en eso, tanto Zapatero como Rajoy demostraron que son unos maestros o unos irresponsables, que no es exactamente lo mismo.

OTR Press

Fermín Bocos

Optimismo en el PP

por Fermín Bocos

Pedro Calvo Hernando

El sueño de la independencia

por Pedro Calvo Hernando

Julia Navarro

Los otros catalanes

por Julia Navarro