Cayetano González.- El test de Andalucía

Publicado 27/11/2018 8:01:20CET

MADRID, 27 Nov. (OTR/PRESS) -

A escasos cinco días de las elecciones en Andalucía, muy pocas veces una cita con las urnas de ámbito estrictamente autonómico había tenido una trascendencia tan importante en clave de política nacional. Porque efectivamente, lo que pase el próximo domingo en Andalucía influirá en el devenir político, con otras elecciones europeas, autonómicas y municipales que ya tienen fecha fija en el calendario, concretamente el 26 de mayo del próximo año, y con la duda de si el Presidente del Gobierno -que es a quien constitucionalmente le corresponde hacerlo- decide convocar las elecciones generales para la próxima primavera.

Pero vayamos por partes. En Andalucía, lo primero que está en juego es la continuidad o no del PSOE al frente del Gobierno de la Junta de la Comunidad Autónoma después de haber gobernado durante los últimos cuarenta años. Todas las encuestas dan a los socialistas y a su candidata Susana Díaz como la lista más votada, pero con la necesidad de buscar pactos para gobernar. Dado que Ciudadanos, el partido que ha sostenido a Susana Díaz al frente de la Junta durante los últimos cuatro años, ha dicho por activa y por pasiva que no volverá a pactar con ella, la única posibilidad que le queda a la candidata socialista es hacerlo con Podemos, algo que no es del agrado político de la señora Díaz, aunque sí de Pedro Sánchez.

Pero en las elecciones andaluzas están en juego más cosas, y es aquí donde entra la clave nacional. Por ejemplo, es importante ver el domingo por la noche como quedan PP y Ciudadanos. Las encuestas publicadas este fin de semana niegan el "sorpasso" del partido de Rivera al de Casado, aunque el PP baja en relación a los resultados obtenidos hace cuatro años y Ciudadanos obtiene casi el doble. Si no hay "sorpasso", el nuevo líder del PP podrá afrontar con más tranquilidad las próximas citas electorales. Pero si Ciudadanos superara al PP, eso colocaría al liderazgo de Casado en una delicada situación.

Además está la incógnita de si VOX irrumpe en el Parlamento andaluz. Si lo hace, sus escaños podrían resultar determinantes para conformar una mayoría alternativa a la del PSOE con Podemos. Algunas encuestas apuntan la posibilidad de ese gobierno alternativo debido a la mayoría que podrían conformar la suma de los escaños del PP, Ciudadanos y VOX. En cualquier caso, desde un punto de vista político, sería el mejor aval que el partido de Santiago Abascal podría obtener de cara a las elecciones europeas, municipales y autonómicas de mayo de próximo año. Por lo tanto, hay suficientes incógnitas por despejar, como para que el próximo domingo por la noche haya que estar muy atentos al recuento electoral en Andalucía y sacar de los resultados que se den las consiguientes conclusiones para lo que está por venir.