Actualizado 03/06/2007 02:00 CET

Curri Valenzuela.- No con mi pulserita

MADRID, 3 Jun. (OTR/PRESS) -

Casi dan ganas de pedirle a ETA que, por favor, se siente a negociar con Zapatero con luz y taquígrafos y no a escondidas. Así se pondría fin, quizás, a esta serie de cesiones vergonzosas que unos días sí y otros también el Gobierno se ve obligado a realizar ante los terroristas en ese intento hasta ahora baldío de aplacar a la fiera para que se deje domar por las buenas. Nos ahorraríamos también así el tener que presenciar como el Ejecutivo nos miente unas veces abiertamente, otras ocultando desde sus televisiones la realidad.

Este fin de semana estamos viviendo dos de estos episodios simultáneamente. El más grave, el de la negativa de De Juana Chaos a ponerse la pulserita que registre sus movimientos y con la que el Gobierno trata de justificar la injustificable medida de mandarle a su casa en lugar de a prisión para acabar de cumplir su condena una vez que se ha recibido el alta médica tras su huelga de hambre. No hay precedentes de que, sanado un preso, no regrese a la cárcel, pero el Ministerio de Interior había tratado de enmascarar la medida alegando que con una pulsera de esas que registran sus movimientos podría ser legal que De Juana residiera en su domicilio. Pero no. En su afrenta ya casi perpetua a Zapatero, el sanguinario etarra decide que de pulserita, ni hablar. Y el Gobierno se doblega otra vez. A saber donde se estará negociando y a cambio de qué, una salida para esta situación, cuyo aspecto más negro es el de ver como Zapatero nos va a vender ahora que hay otra alternativa al preso dado de alta de un hospital que sacarle de allí inmediatamente. O camino de su casa con la pulserita puesta, o a prisión.

El otro sucedido revela igualmente la hipocresía del Gobierno frente a los ciudadanos en general y la Justicia en particular. Es esa noticia de que el juez Grande Marlaska ha decidido procesar a Arnaldo Otegui tras constatar que la Fiscalía le engañó cuando alegó que no tenía pruebas de que el batasuno había justificado la violencia en el acto de homenaje a un etarra muerto en un enfrentamiento con la policía vasca. Antena 3 desempolvó el vídeo donde sí lo justificaba, lo envió a la Audiencia Nacional, la Fiscalía hizo como si no lo hubiera recibido y el juez tomó la decisión correcta que nuevamente deja en evidencia al Gobierno una vez más.

Puesto que es de temer que a Grande Marlaska se le esté amenazando con algo, haya que negociar con Otegui que se deje meter en la cárcel para dejarle salir corriendo, el Gobierno tenga que movilizar a alguna asociación internacional para que ETA presione a De Juana para que se ponga la pulserita y encima Zapatero nos hablará publicamente en unos días de su respeto por el estado de Derecho, no es tan extraño que resulte mejor para todos que el Gobierno se rinda de una vez, ETA consiga lo que quiera y De Juana se pasee por donde le plazca.

Curri Valenzuela

OTR Press

Luis Del Val

Asalto telefónico

por Luis Del Val

Isaías Lafuente

Vacunas reales

por Isaías Lafuente

Francisco Muro de Iscar

Público y privado

por Francisco Muro de Iscar