Actualizado 16/05/2007 02:00 CET

Esther Esteban.- Mas que palabras.- El fiscal y el culo al aire

MADRID, 16 May. (OTR/PRESS) -

Ha batido todo un record de lo que, en política se suele definir con ese famoso "donde dije digo digo Diego". Solo 24 horas le han sido suficiente al Fiscal General del Estado para negarse a sí mismo, exactamente el tiempo que Batasuna ha tardado en retarle y ponerle a prueba para ver si estaba dispuesto a cumplir o no su palabra. Y la respuesta ha sido negativa. Ya lo dijo Otegi en su día sin ningún pudor ¿Pero esto lo sabe el Fiscal General? se preguntó cuando las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado pretendían aplicarle la ley como a cualquier ciudadano de a pie. Pero en esta ocasión su maniobra ha sido tan burda, que solo un principiante en la cosa pública habría caido en su propia trampa en tan escaso margen de tiempo.

El domingo afirmaba en una entrevista en El Pais que "si los lideres de Batasuna se manifiestan de manera que ANV es su opción este comportamiento podría ser un indicio adicional para su futura ilegalización o, incluso, para su suspensión por la vía penal que puede hacerse incluso antes de las elecciones". Ese mismo día los principales líderes del partido ilegalizado, con Barrena a la cabeza, pedían el voto para ANV y el fiscal se ha arrugado hasta tal punto que hasta los socialistas han preferido correr un tupido velo en vez de salir a apoyarle en masa.

Ayer mismo un destacadísimo dirigente socialista me decía en privado, tras mostrarse partidario de que ANV hubiera sido ilegalizada totalmente, que lo de Conde-Pumpido es una de esas vergüenzas que es mejor esconderlas y que si no sabe lidiar en temas de gran calado político en plenas elecciones mejor "nos haría un favor a todos si se mantuviera callado". Tenía razón, porque detrás de su actitud lo que se esconde, además de su gran voluntarismo, es la mano del presidente del Gobierno y a nadie se le oculta que en realidad es la mano de Moncloa la que mueve esa cuna. No es de extrañar que los ciudadanos se escandalicen cuando ven que Batasuna -un partido ilegal que en teoría no podría ni reunirse sin ser perseguido- no solo hace actos públicos y sus líderes aparecen en los medios de comunicación como si fueran una estrella mediática, sino que además campa a su aire, utiliza discrecionalmente las armas que le da un Estado de Derecho en el que no creen y deja a las más altas instituciones del estado, como el Ministerio Fiscal - nunca mejor dicho- con el culo al aire ¿ Y quien se beneficia de todo esto? Pues ETA, siempre ETA que, ademas de convertirse, una vez mas, en el centro de la campaña electoral se está frotando las manos al ver como han conseguido dividir a todo el mundo: a los partidos, a los jueces y a las instituciones. La operación con proceso de paz o sin el, con muertos o sin ellos les sale redonda. ¿Para que quieren más si les resulta tan fácil?

Esther Esteban.

OTR Press

Luis Del Val

Asalto telefónico

por Luis Del Val

Isaías Lafuente

Vacunas reales

por Isaías Lafuente

Francisco Muro de Iscar

Público y privado

por Francisco Muro de Iscar