José Cavero.- Cuatro posturas del PP sobre el secuestro del "Alakrana".

Actualizado 07/11/2009 13:00:43 CET

MADRID, 7 Nov. (OTR/PRESS) -

En unas pocas horas, el PP ha proporcionado hasta cuatro voces con versiones distintas, y no necesariamente coincidentes, acerca de la grave crisis suscitada por el secuestro del pesquero Alakrana en aguas del Indico por piratas somalíes. Se han referido al problema la portavoz del Congreso, Sáenz de Santamaría; el presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti; el presidente del PP gallego y presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo; y la presidenta de la comisión de Pesca del Parlamento Europeo y eurodiputada del PP, Carmen Fraga.

Este viernes, a primera hora, intervenía en Radio Nacional el presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, con un mensaje explícito y claro: "Ahora toca apoyar al Gobierno", dijo. El líder del PP vasco, dijo que apoya al Gobierno en sus esfuerzos por liberar al atunero Alakrana, aunque coincide con su compañera de partido, Soraya Sáenz de Santamaría, en que el Ejecutivo no ha gestionado bien la situación. Eso sí, cree que no es momento de polemizar sino de dar un apoyo cerrado al Gobierno.

Sáenz de Santa María sostuvo que al Gobierno le ha faltado estrategia y que no ha sopesado los pros y contras de la iniciativa para acabar con este secuestro y culpó directamente a la vicepresidenta De la Vega de no haberse tomado este asunto suficientemente en serio. SSS sostuvo que el gobierno se ha visto absolutamente desbordado y tampoco se ha dado a las familias la tranquilidad y el sosiego que demandaban.

Por su parte, el presidente gallego, Núñez Feijóo, aseguró que seguirá apoyando, por responsabilidad, las gestiones del Gobierno, a pesar de que sea muy discutible cómo está actuando en esta cuestión. Pero insistió en que el Gobierno estatal es el único interlocutor que garantiza la seguridad e integridad física de los marineros capturados. Demandó también que se informe puntualmente a las familias de los secuestrados y no se les oculte información. Insistió en la conveniencia de no tensionar más la situación porque cualquier refriega política puede deteriorar la situación.

Finalmente, en el foro del Parlamento Europeo, Carmen Fraga, reclamó a los gobiernos de la Unión Europea que modifiquen la llamada "Operación Atalanta" contra la piratería en aguas del océano Indico para proteger a los pesqueros que faenan en aquellas aguas. Al término de un debate en la comisión de Pesca de la Eurocámara organizado con representantes del sector pesquero afectado por la piratería en aguas de ese océano, Carmen Fraga reafirmó su compromiso en seguir intentando desde el Parlamento Europeo "que la Operación Atalanta cubra con sus objetivos a los barcos pesqueros". "La operación Atalanta no considera los riesgos de la piratería en aguas del Indico para el sector pesquero y sostuvo su opinión de que, desde luego, el uso de medios de seguridad privada en los buques de pesca plantea más interrogantes sobre su conveniencia que garantías de eliminar los riesgos que implica pescar en esas aguas".

Los barcos españoles, franceses e italianos que faenan en esas aguas han sido objeto de varios ataques de piratería. El último, el del atunero vasco "Alakrana" ha terminado en un secuestro del barco y de sus 36 tripulantes del que se cumplen ya 36 días, sin que hasta ahora se vislumbre una solución para liberarlos. Mientras que París ha optado por embarcar a militares franceses en los buques para proteger a los barcos bajo su pabellón, Madrid decidió, tras el secuestro del "Alakrana", autorizar que los pesqueros de bandera española lleven a bordo seguridad privada equipada de armas de guerra, siempre que pertenezcan a empresas nacionales y naveguen por aguas en las que exista grave riesgo para su seguridad. Tanto Carmen Fraga como los representantes del sector afectado criticaron esta opción. En opinión de la eurodiputada del PP "no se trata de un problema del coste de la seguridad privada, sino, por ejemplo, de aclarar de quién es la responsabilidad si sucede algún hecho trágico durante un ataque, si es del armador, de los agentes o de quién", manifestó.

Para los representantes del sector, la decisión depende del Gobierno del pabellón del buque, pero "la experiencia demuestra que es mejor embarcar a militares, que están más formados y entrenados para este tipo de situaciones y tienen un protocolo de actuación muy preciso en caso de incidentes. Hay que evitar ante todo que haya 'cowboys del mar'", aseguraron. Tanto Carmen Fraga como los representantes del sector coincidieron en que la solución tampoco pasa por cambiar de caladeros o dejar de pescar en esas aguas internacionales. La eurodiputada del PP explicó que los buques que han podido obtener licencia para pescar en otras aguas, un total de quince, ya se han marchado, pero el resto debe permanecer allí porque la flota del Indico abastece al 40 por ciento de la industria transformadora europea y el trabajo de las sociedades mixtas formadas con barcos comunitarios en países como las Islas Seychelles aportan el 60 por ciento del PIB de ese país. Los representantes del sector rechazaron con energía la posibilidad de ir a faenar a otros caladeros porque no hay licencias, y subrayaron que el abandono de las aguas del Indico supondría no sólo dejar de alimentar a la industria transformadora europea, sino abandonar, también, a socios europeos como Seychelles, Madagascar o Isla Mauricio, además de dejar vía libre a otras flotas de origen asiático que practican pesca irresponsable e ilegal.

OTR Press

Victoria Lafora

Caos en la Generalitat

por Victoria Lafora

Carmen Tomás

El PP presenta programa

por Carmen Tomás

Antonio Casado

Torra, "torrat"

por Antonio Casado