Julia Navarro.- Escaño Cero.- El año de Rajoy

Actualizado 09/01/2009 1:00:26 CET

MADRID, 9 Ene. (OTR/PRESS) -

Cuentan desde el PP que en éste 2009 Mariano Rajoy se va a recorrer España de punta a punta varias veces, que va buscar votos allá donde los pueda haber. Lo cierto es que éste parece que será un año clave en la carrera política de Rajoy, el año en que sus propios compañeros de partido juzgarán si efectivamente tienen un líder para ganar o es mejor buscar un sustituto para las generales del 2012. Galicia, País Vasco y las elecciones europeas son solo el "aperitivo" de las citas electorales en marcha y en las que como digo serán los propios populares los que saquen conclusiones sobre que hacer para el futuro inmediato.

En Galicia, el PP puede ganar pero las encuestas auguran que no por mayoría absoluta, de manera que se repetirá el gobierno de coalición de los socialistas con el Bloque Nacionalista Galego. En el País Vasco las encuestas apuntan a que el PNV no va a obtener mayoría suficiente y a una subida importante del Partido Socialista, lo que permitiría a Patxi López la posibilidad de gobernar. Claro que la pregunta es con quién. Porque López puede cometer el mismo error que cometieron sus compañeros socialistas años atrás cuando, habiendo ganado las elecciones, le dieron la presidencia y la llave del gobierno vasco al PNV, o por el contrario decidir ser él quién se convierta en lehendakari con los votos o del PP o del propio PNV.

La verdad es que, por higiene democrática, la alternacia de poder es una necesidad, pero la última palabra la tienen los ciudadanos. En cuanto a las elecciones europeas, Mariano Rajoy ha terminado por apostar por Jaime Mayor Oreja, por quien no siente una gran afinidad. Si Rajoy ha elegido a Mayor Oreja es para no abrir un "frente" dentro de su propio partido, además la verdad es que en nuestro país a los "aparatos" de los partidos tanto les da a quién mandan a Estrasburgo; incluso el PP y el PSOE han convertido sus listas al Parlamento Europeo en una salida para los dirigentes a los que quieren jubilar.

De manera que Rajoy prefiere tener a Jaime Mayor Oreja en Estrasburgo, es decir, lo sufiientemente lejos para que no sea un problema, y al mismo tiempo, si Mayor Oreja gana las elecciones apuntarse el éxito, pero si las pierde, el fracaso será, o intentará Rajoy que sea solo de Mayor Oreja. El caso es que el PP continua teniendo un problema y es que no despega en las encuestas a pesar de la que está cayendo, y precisamente como son muchas las voces que apuntan que el causante de ese estancamiento es Rajoy, es por eso que el líder popular va a echar este año el resto.

En esta legislatura Rajoy ha cambiado el rumbo político del PP, intentando que su partido tenga un perfil menos antipático y más centrista. Ha elegido a dos mujeres, Soraya Saénz de Santamaría y Maria Dolores de Cospedal, que sin duda le ayudan a dar esa imagen más centrada. Pero ni aún así el PP convence. De manera que este año Rajoy se la juega: o gana alguna de las elecciones que están a la vuelta de la esquina, o su liderazgo se verá definitivamente debilitado.

El caso es que Rajoy, que sin duda tiene valores políticos, no es un líder, y por tanto no es el político capaz de entusiasmar ni generar una confianza generalizada. Lo tengo escrito en otras ocasiones: el problema de Rajoy es Rajoy. Y este año puede ser su última oportunidad.

Julia Navarro.

OTR Press

Victoria Lafora

Primer acto de campaña

por Victoria Lafora

Fernando Jáuregui

Hay que repartir nuevas cartas

por Fernando Jáuregui

Antonio Casado

Huellas de la 'Diada'

por Antonio Casado

Fermín Bocos

La situación en el PP

por Fermín Bocos