Mabel Redondo.- Entre Bambalinas.- Cathi Asumu no se fía de dejar a su hijo con Joaquín Cortés

Actualizado 05/09/2009 14:00:37 CET
Actualizado 05/09/2009 14:00:37 CET

Mabel Redondo.- Entre Bambalinas.- Cathi Asumu no se fía de dejar a su hijo con Joaquín Cortés

MADRID, 5 Sep. (OTR/PRESS) -

El tiempo pone a cada uno en su sitio, eso es lo que debe de pensar Cathi Asumu la madre del hijo de Joaquín Cortés. Y digo "hijo" porque ya no hablamos de "supuesto", el pasado 27 de julio la ex pareja del bailarín recibía la sentencia de la Magistrada Almudena Maricalva Arranz del Juzgado 51 de Madrid por la que dictaminaba que el pequeño Samuel de quince meses es legalmente hijo de Cortés.

Cathi y Joaquín mantuvieron una relación sentimental de diez meses, ella era su asistente personal y como dicen algunos, "el roce hace el cariño" y las chispas de la atracción entre ambos fueron inevitables.

Cuando Cathi se quedó embarazada y se lo comunicó a su pareja la reacción del artista no se hizo esperar: "cuando le confirmé que esperaba un hijo suyo me respondió que no era de él, que abortase y que siguiésemos trabajando juntos. En estos días se cumplen dos años desde que yo no hablo con Joaquín Cortes, he estado esperando una llamada que hasta hoy no se ha producido. Ha sido muy duro, horrible, lo he pasado francamente mal. Ahora me siento como si me hubiese pasado una apisonadora por encima. La lucha ha sido fuerte y aún queda otra parte muy importante que es la burocracia que tengo que seguir para inscribir a mi hijo con los apellidos, primero le pondré el mío que para eso le he parido yo y después el del padre, también hay que fijar la cuantía de la pensión, las costas del juicio y los daños y perjuicios que yo he sufrido con todo este trámite".

"Ni Joaquín ni sus abogados --continúa-- se han puesto en contacto conmigo o con mis abogados. Vosotros le conocéis como Joaquín Cortés pero él se apellida Pedraja Reyes, como a quien se juzga es a Joaquín Predaja debe de pensar que no va con él el tema, entonces él siente que está por encima de todo y no ha hecho ni la mínima. No sé como va a reaccionar porque no está actuando de forma consecuente. En la vida nos pasan muchas cosas y hay que afrontarlas y coger el toro por los cuernos, tanto para bien como para mal".

Según Cathi, "Joaquín ha apelado pero no le servirá de nada. Me hubiera gustado que se hubiese hecho las pruebas de ADN, me quedo con esa espinita porque hasta los genes los tiene iguales a su padre. Mi hijo ya taconea, baila flamenco, mueve las manitas y en el parque le hacen corro para verle, cuando cumpla tres años le llevaré a clases de baile. Cuando quieras te lo enseño, lo tengo grabado en el móvil, mi niño es alucinante".

Otra de las cuestiones que quedan pendientes es determinar el régimen de visitas. Por su parte Cathi no se opone pero siempre con unas serie de condiciones. "He luchado por los derechos de mi pequeño y eso conlleva una serie de cosas, Joaquín ha dicho que no era su hijo, que no era deseado, a mi me han amenazado y ahora yo no me fío de dejar a mi hijo a solas con él o con su familia, si le quiere ver tendrá que ser en mi presencia o con una asistente social".

Asegura que ahora se siente "serena", pero "lo he pagado muy caro, no pretendo callar las bocas de nadie porque cada uno es libre de hablar y expresar lo que quiera pero a partir de ahora muchos deberían pensar antes lo que van a decir".

"A la gente que no me ha creído simplemente les miraría a los ojos y al resto como mi familia y amigos que siempre han estado ahí les agradezco que hayan creído en mi", afirma.

Así de sinceras son las palabras de Cathi Asumu, ella decidió afrontar la maternidad en solitario, al igual que lo hacen tantas y tantas mujeres incluso con menos posibilidades económicas e intelectuales que ella. Desde que hace años se viera obligada a dejar su trabajo como asistente personal de Joaquín Cortes, Cathi no ha tenido oportunidad de incorporarse de nuevo al mercado laboral. "Siempre he tenido una profesión seria en el departamento de marketing y venta en grandes Hoteles, hablo siete idiomas pero es dificil que me contraten por haber salido en televisión y que mi problema se haya hecho público. Ahora espero retomar mi vida y mi profesión para seguir viviendo como lo hacía antes".

OTR Press

Francisco Muro de Iscar

¿Hay lugar para la moderación?

por Francisco Muro de Iscar

Victoria Lafora

Errejón y los amigos

por Victoria Lafora