Mabel Redondo.- Entre Bambalinas.- La desolación de Toñi y el buen rollo ¿fingido? en Ambiciones

Actualizado 21/11/2009 13:00:38 CET

MADRID, 21 Nov. (OTR/PRESS) -

Dice el refranero, a pesar de no ser yo muy amiga de recurrir a él y no es por llevarle la razón a la Ministra de Igualdad, que "las desgracias nunca vienen solas", eso es lo que debe pensar Toñi Salazar.

La mitad de "Azúcar Moreno" ha visto como su vida se ha desmoronado en las últimas semanas. El pasado ocho de noviembre su único hijo, Borja de 24 años fruto de su relación con Pedro Lillo, fue detenido y posteriormente encarcelado acusado de intento de homicidio. Algunos de los datos que han ido saliendo a la luz en los últimos días han sido muy confusos.

Según el informe policial los hechos ocurrieron en un conocido local de Madrid sobre las 6.30 de la mañana. La acusación señala a Borja como el autor de unas lesiones con arma blanca. Lesiones que el denunciante valora como intento de homicidio, algo que aún está por ver ya que el hijo de la cantante continúa en el módulo de ingresos de prisión preventiva, es decir donde se encuentran las personas que están pendientes de que se tipifique su delito y también el tipo de preso que es. El juez tendrá que tomarle declaración y decidirá si sale en libertad con o sin fianza o si por el contrario debe continuar en prisión.

Mi compañero y amigo Saúl Ortiz era el primero en dar la noticia de la detención, en cuanto escuché la primicia me puse en contacto con la propia Toñi y sobra decir que me encontré con una madre destrozada y muy, muy preocupada por la repercusión y las secuelas que puedan quedarle a Borja a raíz de su permanencia en la cárcel.

Toñi es una madre incondicional que cree en la versión de inocencia que mantiene su hijo, al parecer no es la primera vez que denunciante y denunciado se ven las caras, hace tres años Borja tuvo una pelea con él y según cuenta Toñi, esta acusación no es más que una venganza por parte del denunciante; "mi hijo es una bella persona, no ha hecho nada, el otro chico es quien le provocó porque busca hacer dinero con toda esta historia. A mi hijo le dieron un puñetazo esa misma noche, le detuvieron y le metieron en la cárcel mientras que el otro chico, a día de hoy campea libremente por las calles. Borja lleva dos semanas en la cárcel, la justicia es muy lenta y voy a luchar por sacar a mi hijo de allí. El domingo (15 de noviembre) fui a verle a la cárcel, estuve un rato con él y le di ánimos, le dije que muy pronto saldría, he puesto todo en manos de mi abogada Teresa Bueyes y espero que esto se aclare cuanto antes. Quiero limpiar la imagen de mi hijo y lo haré. Este próximo fin de semana volveré a verle, me tranquiliza saber que está en buenas condiciones pero yo estoy mal, muy mal, hace días que no como y que no duermo. Tengo el apoyo de Pedro que es el padre de mi hijo y él también está muy pendiente, mi hermana Encarna también me ha llamado y me ha dicho que la tengo ahí para lo que la necesite".

De momento Toñi Salazar ya ha iniciado los trámites de dos denuncias; una por acusación falsa y la otra por lesiones (lesiones que Borja asegura haber sufrido aquella noche). Ahora queda escuchar la versión del denunciante y aclarar de verdad todo este embrollo que promete desencadenar en capítulos por entregas. Desde estas líneas me queda desearle mucho ánimo a Toñi Salazar, hace tiempo que la suerte no la acompaña, primero con el cáncer que sufrió su hermana, luego vino el distanciamiento con Encarna, después su dolorosa ruptura con Roberto Liaño y como colofón el peor mazazo para ella; la detención de su hijo acusado de supuesto intento de homicidio. Ojalá que el asunto se resuelva cuanto antes.

Cambiamos de clan familiar y nos ubicamos en Ubrique. La familia Janeiro Campanario da más juego que cualquiera de los personajes de "La Dama de Rosa" (que me perdone Boris Izaguirre que fue el guionista estrella del culebron).

Humberto lloró en DEC porque no se sentía un padre querido ni por Jesulín, ni por su nuera María José. "El tigre de Ambiciones" parecía más bien un corderillo y la verdad es que daba un poquito de pena, a la Campanario se le ablandó el corazón, entró por teléfono, animó al suegro y después aprovechó la coyuntura para pedirle perdón a él y al resto de la familia por todo el sufrimiento que han tenido que soportar desde que a ella se la implicase en el "Caso Karlos" (la organización que se desarticuló en abril de 2006, vendía informes médicos falsos a beneficiarios que obtenían pensiones de invalidez ilegales tras el pago de hasta 24.000 euros, en definitiva se trataba de un fraude a la seguridad social). Pues bien, Jesulín ya le ha abierto las puertas de "Ambiciones" a su padre, se han reencontrado y me cuentan que con muchas lágrimas de por medio. Campanario ha sido testigo y los nietos del tigre también, ¿habrá una doble intención en esta pronta reconciliación?, solo el tiempo lo dirá.

MABEL REDONDO

OTR Press

Francisco Muro de Iscar

Refugio de esperanza en Palabek

por Francisco Muro de Iscar

Victoria Lafora

Caos en la Generalitat

por Victoria Lafora

Carmen Tomás

El PP presenta programa

por Carmen Tomás