Actualizado 16/05/2007 02:00 CET

Pedro Calvo Hernando.- ¿Nos ponemos a ilegalizar?

MADRID, 16 May. (OTR/PRESS) -

O sea, que vamos a ver. Si de pronto a la ilegalizada Batasuna se le ocurre pedir el voto para el PP, ¿habría que ilegalizar al PP? O si la petición fuese a favor del PSOE, de los ecologistas, del PNV o de Coalición Canaria, ¿habría que ilegalizar al PSOE, a los ecologistas, al PNV o a Coalición Canaria? Pues maravilloso, al final resultaría que no tendríamos a quién votar el día 27 de este mes. ¿Y si a alguien se le ocurriera exigir la ilegalización del PP por haber declarado, sostenido y bendecido la guerra de Irak y seguir haciéndolo? Pues fantástico para el PSOE o IU, aunque no fuesen ellos los que exigieran tal ilegalización, exponiendo contundentes razones no ya de complicidad con Bush, sino de coautoría, antes, durante y después de la foto de las Azores. ¿Que alguien alegaba que eso son cosas del pasado? Pues entonces a otros álguienes seguramente se les ocurriría decir que no, que es cosa del riguroso presente, con esa media de cien muertos diarios y esos casi setecientos mil muertos desde que comenzó aquello con los bombardeos del castigado país.

¿Pero a quién se le ocurriría semejante disparate o semejante comparación? Pues a cualquiera no cegado por el partidismo o por los intereses políticos inmediatos. Los exigidores de la tal ilegalización del PP dirían seguramente que lo de Irak supuso y supone una guerra ilegal, contra la legalidad internacional y la ONU, una guerra genocida, que además ha producido el paradójico efecto de implantar el terrorismo a gran escala en un país, Irak, que antes padecía, sí, una siniestra dictadura pero que dentro de sus fronteras ni había Al Qaeda o cosas semejantes, ni había terrorismo, ni había esa orgía de sangre y de muerte que se instaló a raíz y como consecuencia directa de la intervención de Bush y compañía. Así vemos cómo esa exigencia de ilegalizar a ANV por haber pedido Batasuna el voto para ella es un colosal despropósito que, entre otras graves cosas, podría llevar a la lógica infernal que queda descrita en las anteriores líneas. Lo más sensato es dejar que todos los colectivos ideológicos tengan sus cauces de expresión política y electoral, como mandan los cánones democráticos de verdad.

Pedro Calvo Hernando.

"

OTR Press

Antonio Casado

Feminismo con ira

por Antonio Casado

Antonio Pérez Henares

Máquinas de vomitar mierda

por Antonio Pérez Henares

Rafael Torres

Unidas contra Montero

por Rafael Torres