Los millonarios asiáticos llegan a la cumbre para quedarse

Actualizado 12/07/2016 10:16:32 CET
Albert Simó
ARCHIVO

   Por Albert Simó (OTR/PRESS)

   Por primera vez, los millonarios asiáticos son los que controlan más riqueza del mundo en comparación con sus homólogos del resto de regiones del mundo superando, de esta manera, a los norteamericanos, los segundos en este exclusivo ranking. Este es uno de los datos más relevantes que se pueden extraer del estudio World Wealth Report que certifica que su nivel de riqueza se incrementó, en el pasado año 2015, un 9'9%.

   En el otro lado de la balanza se sitúan los millonarios latinoamericanos, que han sufrido un importante descenso en su nivel de su riqueza, con una caída de un 3,7%. A los los ricos del Viejo Continente no les funcionan mal los negocios; el crecimiento del poder económico de los millonarios en Europa -con un porcentaje medio del 4,8%-, está liderado por los holandeses y, curiosamente, por los millonarios de España, país que cuenta con una población con uno de los poderes adquisitivos -entendiéndolo como la media de la renta disponible per cápita-, más bajos del continente.

   En este contexto, los millonarios asiáticos manejan un volumen de riqueza valorado en 17,4 trillones de dólares y ya superan, también en número, a los norteamericanos. Se prevé que esta diferencia se vaya acentuando durante los próximos años. Dentro de la región, Japón es el país con más millonarios -2,7 millones-, seguido por China, con 1 millón.

¿DÓNDE INVIERTEN LOS RICOS ASIÁTICOS?

   A pesar de que la gran mayoría de las inversiones de los millonarios de Asia se focalizan en servicios financieros, high tech y health care, uno de sus ámbitos de negocio preferidos es el deportivo. Indios, chinos, japoneses e indonesios han apostado recientemente por la adquisición de equipos de béisbol, fútbol americano, hockey sobre hielo o de la NBA.

   Si nos centramos en producto, los chinos son 'los reyes'. Se calcula que adquirieron el 46% del total de productos de lujo que se comercializaron en el mundo durante el año 2015. La gran mayoría de sus compras -el 78 %-, se efectuaron fuera del país.

   Otra de las conclusiones relevantes del citado estudio -basado en datos procedentes de firmas de gama alta de todo el mundo-, apunta a que los chinos se gastaron 116.800 millones de dólares en productos de lujo el pasado año, lo que representa un incremento de un 9,25% en relación a los 106.000 millones del 2014.

   En este sentido -y desde una óptica de marketing y comunicación-, es interesante destacar la gran importancia que tiene para una marca de lujo impactar en el consumidor chino cuando aún está en su país, documentándose y meditando sobre las posibles opciones de compra que, cuando inicie el viaje de shopping, ya estarán tomadas y será prácticamente imposible modificar.

    Albert Simó, Consultor de MarCom especializado en Lujo y Lifestyle.