Actualizado 28/11/2009 09:32 CET

Presos y psiquiatras se comunicarán por videoconferencia en Alcalá Meco

MADRID, 28 Nov. (Portaltic/EP) -

Los presos con patologías psiquiatricas de los Centros Penitenciarios Madrid I y Madrid II - conocidos como Alcalá Meco - podrán ser atendidos por especialistas sin salir del centro por medio de una videoconferencia. Se trata de un proyecto piloto de telemedicina que, desde 1998, une los centros con el Hospital Prícipe de Asturias por fibra óptica.

Desde 1998 el Príncipe de Asturias ofrece un servicio de telemedicina en la cárcel de hombres de Alcalá Meco para especialidades de Radiología, Dermatología y Psiquiatría y, también en el centro de mujeres, desde hace apenas unos meses. Así lo afirmó esta semana el Jefe de Sistemas de Información del Hospital, Fernando Ávila, en el Congreso Historia Clínica Digital 2009, celebrado en Madrid.

Según Ávila, este centro penitenciario está dotado de "un aparato convencional de rayos x, cámara digital para los pacientes de Dermatología y sala de videoconferencias para los de Psiquiatría" que permiten a los internos ser diagnosticados sin necesidad de salir fuera de la prisión. No osbtante, desde el Departamento de Comunicación del Hospital, el proyecto se encuentra en una fase tan inicial que no es posible hacer una valoración.

En opinión del experto, este sistema tiene múltiples ventajas más allá del ahorro de medios humanos y materiales. "En Madrid existen siete centros penitenciarios con unos 9.000 internos y sólo se permiten unas tres o cuatro 'custodias penitenciarias' (sacar a los presos para que reciban atención médica) al día por centro", apunta, por lo que la telemedicina aumenta el número de internos que pueden recibir tratamiento.

Además, "sacar a los presos tiene riesgos de seguridad muy altos y provoca malestar tanto en el reo, que se ve exposado entre los demás pacientes, como entre éstos últimos", añade. Sin olvidar que la aplicación de las TIC en este tipo de instituciones supone un aumento de la eficiencia: "la fotografía de una lesión dermatológica es enviada, diagnosticada y devuelta a la prisión en el mismo día", argumenta.

Aunque no ha dado datos concretos de los internos que se han visto beneficiados por el proyecto - ya que, como señalan desde el hospital, los sistemas informáticos todavía no están funcionando al 100% -, Ávila señala que se envían al hospital, en términos aproximados, unas 300 imágenes radiológicas y 150 digitales, al año. Lo que supondría unas 3.300 y 1.500 respectivamente desde que comenzara el proyecto en el centro para hombres hace once años.

Vistas las ventajas del sistema, Ávila asegura que la intención de la Comunidad es "potenciar la telemedicina en todos los centros penitenciarios", para lo cual se ha realizado una valoración de costes y, "se ha firmado un convenio entre instituciones penitenciarias y la Comunidad de Madrid". No obstante, los costes de la instalación de los sistemas en las cárceles correría a cargo de las Instituciones Penitenciarias.

GLOBALIZAR LA TELEMEDICINA A LARGO PLAZO

Ahora bien, este proyecto es sólo una experiencia piloto que demuestra la efectividad de la telemedicina. Sin embargo, el experto recuerda que "a largo plazo habría que globalizar la telemedicina". "Se ha comenzado por las cárceles porque el número de pacientes es finito, pero la población de madrid está envejeciendo y una vez que funcione bien en esta muestra, se seguirá añadiendo la telemedicina en otros ámbitos".

"La telemedicina permite, empleando las TIC, proveer de servicios médicos con independencia geográfica de médico y paciente", explica, "en Madrid cada vez hay más gente mayor que vive en residendias, que necesita atención especializada y para los cuales desplazarse es engorroso, además de colapsar las consultas", ante esto, la telemedicina se plantea como una solución.

Ávila hizo estas declaraciones en el marco de su ponencia "La experiencia práctica del Príncipe de Asturias. Nuevos escenarios de aplicación de las Historias Clínicas Digitales: la digitalización de los datos del paciente en telemedicina", en el congreso organizado por iiR Spain.