Actualizado 15/04/2011 16:20 CET

La reducción de plantilla de Telefónica es "la peor forma" de iniciar la negociación del convenio

CCOO Telefónica
EP

MADRID, 15 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Confederación General del Trabajo (CGT) ha calificado el anuncio de Telefónica de un posible recorte de empleo sobre un 20% de la plantilla en España como "la peor forma" de iniciar las próximas negociaciones del convenio colectivo entre los sindicatos y la empresa.

Asimismo, CGT ha rechazado que la multinacional ponga "sobre la mesa" despidos colectivos, "externalizando actividad y alejando los sueldos del coste real de la vida", en un contexto de crisis, de recortes en el gasto público y "abundantes" ganancias para las grandes empresas y, en concreto, para Telefónica.

En este sentido, el sindicato manifestó que se opone a esta forma de seguir aumentando los beneficios empresariales "a costa de las arcas públicas", que deberán cargar con parte de los costes del Expediente de Regulación de Empleo (ERE), así como a la destrucción de empleo "digno" y a aumentar la "precariedad" laboral en uno de los sectores económicos con mayor crecimiento.

"Nos preguntamos si esta es la forma en que la mayor multinacional del país asume su responsabilidad con la sociedad y cuándo terminará esta farsa de la crisis", ha indicado CGT.

La plantilla de Telefónica España se compone de unos 32.000 trabajadores, sin embargo, el presidente de Telefónica, Guillermo Ansaldo, precisó que la reducción se aplicaría sobre todo el telefonía fija, compuesta por unos 28.000 empleados, por lo que, de aplicarse el recorte, se verían afectados unos 5.600 trabajadores.

CGT se suma así a UGT, que afirmó ayer que, sin un acuerdo previo con los sindicatos, no aceptará ninguna medida de recorte de empleo en Telefónica España.

Tras las elecciones sindicales del pasado 31 de marzo, CGT se colocó, con 57 delegados, como la cuarta fuerza sindical más votada de Telefónica, por detrás de UGT, CC.OO y STC (Sindicato de Trabajadores de Comunicaciones), con 188, 179 y 81 delegados, respectivamente.