Actualizado 19/07/2022 16:34

Dickens Light Pro de SPC, un 'eReader' cómodo y adaptable a distintas situaciones

EReader Dickens Light Pro de SPC
EReader Dickens Light Pro de SPC - EUROPA PRESS

   MADRID, 25 Jun. (Beatriz Núñez/Portaltic) -

El verano se presenta siempre como el momento idóneo para recuperar las lecturas pendientes, y los dispositivos electrónicos como los 'eReader', el compañero perfecto para llevarlas todas con nosotros allá donde vayamos.

   La lectura es un pasatiempo para el 64 por ciento de los españoles, que no limitan esta actividad al estudio o al trabajo. Y precisamente la falta de tiempo libre es el principal impedimento (49,8%) para poder coger una novela, un poemario o un ensayo y disfrutar de las letras, según datos del 'Barómetro de Hábitos de lectura y compra de libros en España 2021'.

   En este contexto, el Dickens Light Pro de SPC es una propuesta versátil que nos permite leer durante el día y por la noche, cuando la luz escasea, gracias a su pantalla antirreflejos y la iluminación que integra.

   El lector digital permite ajustar tanto el brillo como la temperatura del color de la luz, para adaptarla al momento y las necesidades de nuestra vista. Pero si no queremos estar modificando los valores, también podemos optar por una de las tres opciones de luz predeterminadas que ofrece: luz cálida, luz fría y un tono intermedio.

   Otra ventaja de este lector es la posibilidad de cambiar el sentido de la lectura, de vertical a horizontal, abarcando más ancho de pantalla. El cambio, no obstante, no es especialmente intuitivo, ya que hay que localizar esta opción dentro del libro que estemos leyendo, pero no vale simplemente con tocar la pantalla -que es táctil-, sino tocarla en un punto concreto.

   El menú dentro del libro se abre si se toca en la parte inferior, de lo contrario pasaremos de página. Aquí, se puede encontrar el acceso a un diccionario, a los ajustes de iluminación y a otro submenú con opciones para los marcadores, el refresco de la pantalla, para el tamaño de la letra y el sentido de la lectura.

   La pantalla, de 6 pulgadas, tiene el tamaño suficiente para disfrutar del libro con comodidad. Y se integra en un dispositivo que tampoco destaca por ser grande, lo que ayuda a meterlo en cualquier mochila o bolso y llevarlo con nosotros en vacaciones.

   La tecnología de tinta electrónica ofrece una lectura clara de las letras y la interfaz incluye los elementos suficientes para poder navegar por los 'ebooks' guardados en la biblioteca -que podemos organizar por carpetas-. Si queremos también podemos guardar imágenes.

   Por tamaño y funciones que facilitan la lectura, Dickens Light Pro es un 'eReader' a tener en cuenta, especialmente si lo que queremos es un dispositivo que ofrezca un soporte de lectura cómodo y adaptable a distintas situaciones, y no funciones más sofísticadas como acceso a Internet o carga inalámbrica, que sí ofrecen otros lectores del mercado pero que tampoco son esenciales para disfrutar de un buen libro.