DJI, en busca del equipo perfecto para los creadores de contenido con Osmo Pocket 3 y Mic 2

DJI Osmo Pocket 3 y Mic 2
DJI Osmo Pocket 3 y Mic 2 - EUROPA PRESS
Publicado: sábado, 27 enero 2024 10:29

   MADRID, 27 Ene. (EDIZIONES/Portaltic) -

   La mayor parte de los jóvenes sueñan con ser creadores de contenido y más de un tercio de la población española (17 millones de personas) se dedica a elaborar vídeos o subir fotografías de manera habitual a las redes sociales, ya sea de forma profesional o como 'hobby', tal y como pone de manifiesto el estudio 'Future of Creativity', elaborado por Adobe. En este contexto, el acceso a las herramientas básicas para la generación de estos contenidos abre un nuevo y apetitoso mercado para las marcas. Una oportunidad que DJI quiere aprovechar.

   La marca ha arrasado en el mercado de los 'drones' y, bajo ese paraguas, busca ahora potenciar su presencia en este mercado con la cámara Osmo Pocket 3, presentada el pasado mes de octubre en España, y el micrófono DJI Mic 2, lanzado en este primer mes de 2024. Un 'pack' que por 679 euros (incluyendo cámara, micrófono, empuñadura con batería y mini trípode) cubre todas las necesidades de vídeo que puede tener un creador de contenido. Hemos podido probar estos productos y os vamos a contar qué nos ha parecido la experiencia.

   Hay que empezar diciendo que este es un terreno en el que DJI no lo va a tener fácil porque tiene dos importantes rivales: GoPro, que ha copado el mercado de las cámaras de acción y ofrece productos similares en prestaciones y tamaño; y el propio teléfono móvil, que -dicho sea de paso- es la herramienta fundamental de todos esos creadores de contenido amateur. Quienes cuentan con un dispositivo 'tope de gama' difícilmente van a cambiar la comodidad de utilizar su 'smartphone' por un dispositivo adicional si no aporta un valor excepcional.

   Dicho esto, la ventaja de la Osmo Pocket 3 (que hoy se puede conseguir por 329 euros) es que ofrece una calidad de vídeo (hasta 4K y 120 frames por segundo, gracias a su potente sensor CMOS de 1 pulgada) mucho más alta que lo que es habitual en los móviles de esa franja de precio, con el hándicap añadido de que ofrece una estabilización mecánica de tres ejes que marca la diferencia, en un gimbal de pequeñas dimensiones. Sus funciones de enfoque rápido y ActiveTrack 6.0 son claves también para lograr planos espectaculares con múltiples modos de seguimiento.

   Aunque si hay algo que nos gusta especialmente es su soporte y su pantalla, de 2 pulgadas, que puede girarse de una forma muy sencilla para previsualizar de una forma perfecta las tomas horizontales y verticales. Se trata de una pantalla táctil, por lo que vamos a poder navegar por el menú -muy intuitivo- y configurar las diferentes funciones con unas simples pulsaciones. Sin duda, la sencillez a la hora de operar con el dispositivo es uno de sus puntos fuertes y sus modos y funciones creativas preconfiguradas, como SpinShot (para hacer movimientos de cámara suaves con giros de 180 grados) o Motionlapse, nos ayudarán a conseguir esos efectos tan atractivos para triunfar en las redes sociales.

   Por último, Osmo Pocket 3 tiene una batería incorporada de 1.300 mAh, que promete algo menos de dos horas de metraje en 4K/60 fps. Sinceramente, se puede quedar algo corto para jornadas intensas de grabación, pero la batería adicional o recurrir a la carga rápida (hasta el 80% en 16 minutos y al 100% en 32 minutos) puede ser la solución en esos casos.

EL MIC 2, UN COMPLEMENTO PERFECTO

   El complemento perfecto a la Osmo 3 es DJI Mic 2, un micrófono equipado con una pantalla táctil OLED de 1,1 pulgadas que ofrece capacidades de grabación omnidireccional optimizadas para la calidad de las voces, así como tecnología ANC, que reduce el ruido ambiental con el objetivo de ofrecer voces nítidas y grabaciones de audio ininterrumpidas. La calidad de las grabaciones de audio, sobre todo cuando incorporamos el antiviento, es increíble. Al poder conectarlo por cable o Bluetooth también a nuestro teléfono móvil o a una cámara de vídeo profesional lo convierte en un dispositivo de lo más versátil.

   También cabe destacar que los transmisores tienen un diseño de enganche con clips, lo que simplifica el proceso de fijarlos en la ropa y que el producto dispone de 8GB de memoria interna por cada transmisor, para ofrecer hasta 14 horas de grabación de audio sin comprimir a 48 kHz y 24 bits. Cada transmisor cuenta con una autonomía de seis horas, ampliable hasta 18 horas con el estuche de carga de la versión más 'premium' (que, dicho sea de paso, es súper práctico).

   Por último, es interesante tener en cuenta su alcance máximo de transmisión de audio -de hasta 250 metros-, que permite utilizarlo en planos con 'zooms' pronunciados, permitiendo muchos más recursos a la hora de grabar contenido con un buen sonido. Hay alternativas a nivel de audio interesantes, pero la calidad y el sello DJI pueden ser un gran reclamo para potenciar las ventas de este producto.

   En definitiva, estamos ante dos productos que pretenden seguir abriendo el mercado de DJI más allá de los drones. Lo hacen amparados por una marca de prestigio y no defraudan en cuanto a rendimiento y diseño (con materiales a la altura y una construcción sin fisuras). ¿El problema? La mayoría de los usuarios de a pie (la inmensa mayoría de esos 17 millones de creadores de contenido 'amateurs' de España a los que aludíamos al inicio del artículo) no serán capaces de exprimir todas sus funciones y añadir un gimbal a su teléfono móvil sigue siendo la opción más interesante -y económica- para ellos. Al menos por ahora.

Contador