Publicado 06/05/2021 12:27CET

IBM inaugura los procesadores de 2 nanómetros, que prometen el cuádruple de duración de batería

Chip de dos nanómetros (2 nm) de IBM.
Chip de dos nanómetros (2 nm) de IBM. - IBM

   MADRID, 6 May. (Portaltic/EP) -

   IBM ha anunciado el primer procesador con arquitectura de dos nanómetros del mundo, una tecnología que permite mejorar el rendimiento y la eficiencia energética con respecto a los chips actuales más potentes y con la que asegura que la duración de los teléfonos móviles podrá cuadruplicarse.

   La tecnología de procesadores de dos nanómetros de IBM resulta "esencial para toda la industria de los semiconductores y tecnológica", como ha defendido Darío Gil, vicepresidente senior y director de IBM Research, en un comunicado remitido a Europa Press.

   La nueva arquitectura desarrollada por IBM supone mejoras con respecto a los chips de siete nanómetros más avanzados de la actualidad, con un rendimiento un 45 por ciento mayor y un 75 por ciento menos de consumo de energía.

   Entre sus beneficios, IBM ha destacado que espera que la duración de la batería en dispositivos como teléfonos móviles con chips de dos nanómetros sea cuatro veces mayor, permitiendo que los usuarios solo tengan que cargarlos cada cuatro días.

   También se espera que otros dispositivos como los ordenadores portátiles experimenten beneficios en el rendimiento, con mejoras desde un procesamiento más rápido de aplicaciones hasta la asistencia a la traducción, pasando por el acceso a Internet más rápido.

   Los centros de datos son otro de los ámbitos que pueden beneficiarse del uso de procesadores con esta nueva arquitectura. Actualmente, estos centros consumen el 1 por ciento de la energía global, y se espera que esta tecnología reduzca este dato.

   Asimismo, los chips de dos nanómetros podrían contribuir a una mejor tecnología de detección de objetos, con la que podrían mejorarse los sistemas de conducción autónoma actuales con un tiempo de reacción menor.

   El nuevo sistema, que IBM ha desarrollado en el Complejo de Nanotecnología de Albany, Nueva York (Estados Unidos), hace uso de una tecnología de nanoláminas que permiten a un chip del tamaño de una uña del dedo albergar hasta 50.000 millones de transistores.

   La incorporación de más transistores en un chip también permite que los diseñadores pueden desarrollar capacidades adicionales basadas en el procesador para usos como la inteligencia artificial (IA) y la computación en la nube, así como mecanismos de seguridad y encriptación basados en 'hardware'.

Para leer más