Actualizado 14/12/2020 09:18 CET

OPPO permite hacer fotografías de experto con su nuevo Reno 4 Pro

Oppo Reno4 Pro 5G
Oppo Reno4 Pro 5G - EUROPA PRESS - Archivo 

   MADRID, 12 Dic. (EDIZIONES/Portaltic) -

   OPPO presentó en octubre su familia Reno 4, con la que busca acercar el 5G y especificaciones como la carga de 65W a la gama media y una cámara múltiple de 48 megapíxeles a las que el usuario puede sacar el máximo provecho con el dispositivo Reno 4 Pro.

   En Portaltic, hemos tenido la oportunidad de probar Reno 4 Pro, que se presenta como el más destacado de la familia Reno 4, gracias la cámara, la conectividad 5G y la solución de carga, pero también a su diseño.

   OPPO Reno4 Pro destaca por su diseño ergonómico; el dispositivo es delgado, ligero y estrecho, lo que hace que se adapte muy bien a la mano. La comodidad de uso también se aprecia en la ubicación de los controles de volumen (lateral izquierda) y del botón de desbloqueo (en el derecho), que pueden manejarse con una sola mano, sin confundirlos.

   A este diseño también contribuye su pantalla de gran tamaño (6,5 pulgadas), que es curva -aunque no muy pronunciada-, y que destaca, además, por ofrecer un nivel de brillo muy alto, que hace que se vea muy bien incluso cuando le da directamente el sol.

   Este dispositivo también incorpora en la pantalla un sensor de huellas dactilares, con el que el desbloqueo es casi inmediato, y para mejorar la seguridad, puede complementarse con el desbloqueo de reconocimiento facial.

   Al utilizar tanto el sensor de huella dactilar como el reconocimiento facial, logramos desbloquear el teléfono en tan solo un segundo.

   El diseño de la pantalla se complementa con la solución elegida para albergar la cámara frontal: la lente se aloja en la esquina superior izquierda, donde se encuentra en un agujero perforado que no molesta en la visualización de los contenidos, ya que se encuentra a la misma altura que la barra de estado.

   Falla, no obstante, el diseño de la parte posterior, donde el módulo de la cámara, rectangular, sobresale. Por esta razón, al dejar el móvil en una superficie plana, incluso con la funda -que incluye la caja del dispositivo-, el teléfono cojea bastante, es decir, no acaba de estar firme si lo manejamos sobre una mesa o en el escritorio.

   La parte trasera del OPPO Reno 4 Pro está fabricada en aluminio, un material que hemos notado que en la mano resbala un poco, acumula polvo y se mancha con facilidad con las huellas dactilares, lo que obliga a limpiarlo de manera frecuente si queremos tenerlo limpio.

   La compañía acompaña este teléfono de una funda de silicona transparente, lo que se agradece, ya que ofrece algo más de seguridad para el dispositivo. Sin embargo, es la típica funda que deja descubierta la pantalla, posiblemente uno de los puntos más débiles de los 'smartphones'.

   Este teléfono también incluye un puerto USB tipo C en la parte inferior, donde echamos en falta el puerto jack para auriculares, ya que si no contamos con un adaptador USB tipo C, tan solo podemos emplear los auriculares que vienen en la caja o unos inalámbricos. Además, con este dispositivo es posible utilizar dos tarjetas SIM al mismo tiempo.

UNA CARGA RÁPIDA ESPECTACULAR

   Uno de los aspectos que más ha destacado OPPO en su familia Reno 4 es la batería y la solución de carga rápida que la complementa, hasta el punto de presumir de una carga completa en 36 minutos.

   Como hemos podido comprobar, la compañía tiene motivos para ello: gracias a la tecnología VOOC de 65W, hemos logrado una carga completa en menos de 30 minutos -si no se parte de una batería descargada por completo-.

   La batería que integra el móvil tiene una capacidad de 4.000mAh y una vez cargada, ofrece amplia autonomía: casi dos días haciendo un uso normal del teléfono -es decir, si nos despegamos un poco de la pantalla-. Esta autonomía, y la rapidez de carga, es una de las características que más nos ha gustado de OPPO Reno 4 Pro.

FOTOGRAFÍAS Y VÍDEOS EJEMPLARES

   OPPO Reno 4 Pro utiliza un sistema de cámara triple, con una lente principal de 48MP, un gran angular (120 grados) de 12MP que soporta un nuevo modo noche, y una tercera lente teleobjetivo de 13MP, a las que se suma un autoenfoque láser (LDAF). También incluye estabilización óptica de imagen de tercera generación y modo macro, aunque sin sensor dedicado.

   En este apartado podemos decir que el 'smartphone' realiza muy buenas fotografías tanto a plena luz del día como cuando cae el sol, y capta unos colores bastante naturales, excepto cuando activamos el modo color deslumbrante, que hace que la imagen se sature, aunque no demasiado.

   Gracias al modo noche incorporado en la cámara hemos sido capaces de lograr muy buenas fotografías incluso en ambientes donde apenas había luz. Para analizar este modo, hemos probado a realizar dos fotografías: una de una calabaza con una vela en una habitación completamente a oscuras y otra de un parque al atardecer, ambas tomadas con el modo noche y el modo foto.

   En cuanto a la fotografía de la calabaza, al hacerla con el modo foto logramos una imagen en la que tan solo se puede observar la luz que produce la vela, quedando el resto de la fotografía en negro, mientras con el modo noche es posible ver la calabaza por completo, así como la mesa en la que está apoyada e incluso la silla que se encuentra detrás.

   Con el modo foto en la fotografía del parque al atardecer, que tiene más luz, es difícil ver el césped, la farola, los árboles y las rocas que se encuentran más cerca, pero al emplear el modo noche, podemos observar todos estos elementos perfectamente.

   Por su parte, el modo retrato ofrece un desenfoque bastante natural y el recorte del fondo y la aplicación del 'bokeh' se comportan de forma excelente, aunque quizás hay que acercarse demasiado para lograreste efecto.

   Dentro de los aspectos de la cámara del OPPO Reno 4 Pro, el vídeo ha sido uno de los que más nos ha gustado. Lo hemos probado grabando a un gato, que está en constante movimiento y con el modo estable, el dispositivo ha sido capaz de obtener todos los movimientos del animal de una forma excelente. Además, cuenta con un modo película, que permite grabar vídeos de forma profesional.

   Asimismo, la cámara también cuenta con una opción para escanear textos, Google Lens y funciones de embellecimiento mediante Inteligencia Artificial, que permiten suavizar la piel, afinar la cara, agrandar los ojos, reducir la nariz e incluso afinar el mentón. Al probar estas todas estas funciones de forma conjunta, consideramos que la imagen final es un tanto extraña, ya que la persona no se parece en nada a la que aparece en la fotografía.

   Otra de las funciones con las que cuenta la cámara del OPPO Reno 4 Pro es la de 'Pegatina', que es bastante similar a los filtros que encontramos en redes sociales como Instagram o Snapchat, y permite a los usuarios ponerse pendientes y orejas de ratón, entre otras cosas. En este sentido, pensamos que las pegatinas que incluye la cámara del dispositivo son demasiado asiáticas.

LUCES Y SOMBRAS EN UN SMARTPHONE QUE SOBRESALE

   OPPO Reno 4 Pro es un móvil con luces y sombras en el que, a nuestro parecer, priman las luces, pese a que se echa en falta el jack para los auriculares, que el dispositivo cojea bastante al apoyarlo en superficies planas y los filtros de la cámara quizás están más dirigidos hacia un público asiático aun siendo un teléfono adaptado al mercado europeo.

   No obstante, el dispositivo cuenta con una carga rápida impresionante que ofrece una autonomía de cerca de dos días, así como una cámara que logra fotografías y vídeos con calidad bastante espectaculares, y que destaca por su modo noche para imágenes en entornos oscuros y el estabilizador a la hora de grabar.

Para leer más