Oppo Reno 2 potencia a base de versatilidad su cámara cuádruple para resistir en la competida gama media alta

Actualizado 11/11/2019 11:16:40 CET
Oppo Reno2.
Oppo Reno2. - EUROPA PRESS
 

   MADRID, 10 Nov. (EDIZIONES/Portaltic) -

   El pasado mes de octubre Oppo renovó protagonismo en su catálogo de móviles en España con el lanzamiento de la familia Reno2, integrada por dos modelos: Reno2 Z y el Reno2 estándar, un terminal, este último, que sucede al Reno original añadiendo una cámara cuádruple que ofrece una gran versatilidad.

   Reno2 es un teléfono que se sitúa en el segmento de la gama media alta, pero que no logra colocarse como el buque insignia de la marca china, puesto que sigue ocupando un año después de su presentación el Oppo Reno 10x Zoom gracias a características aún superiores como el zoom híbrido de diez aumentos y el procesador Snapdragon 855, el más potente de Qualcomm.

   No obstante, Oppo ha lanzado al mercado un firme candidato a considerarse como uno de los mejores 'smartphones' de gama media alta del mercado (499 euros, 8+256GB), franja cada vez más disputada en la que se ubican terminales como el Redmi Note 8 Pro, Realme X2, Xiaomi Mi 9T, Samsung Galaxy A80 y Lenovo Zenfone 6, que ofrecen un rendimiento cercano a la gama alta pero por debajo de los 500 euros.

   A la cabeza de sus especificaciones destaca especialmente su cámara, en especial su cámara trasera integrada por cuatro sensores: uno principal de 48MP, otro gran angular de 116 grados y 8MP, un teleobjetivo de 13MP y una cuarta lente macro de 2MP.

   Se trata de una cámara versátil que funciona en una amplia variedad de situaciones, desde los planos más amplios hasta pequeños detalles situados a 2,5cm de la lente. El modo Ultra Macro se activa de forma automática, logrando buenas tomas, por ejemplo, de flores, aunque en ocasiones el móvil tarda o falla a la hora de lograr identificar la escena.

MODO NOCTURNO Y VÍDEO DE ACCIÓN

   Reno2 y su cámara trasera destacan especialmente por su capacidad de lograr buenas fotografías en condiciones de baja iluminación. Su modo noche consigue fotografías que, en las pruebas que hemos realizado en Portaltic, logran parecer fotos diurnas incluso al atardecer.

   Además, incluye un modo Ultra Noche para cuando apenas hay luz. Este modo toma varias instantáneas, alargando el tiempo de obturación hasta los tres segundos, como pasa en las cámaras analógicas. Si se tiene la opción de apoyar el móvil, Reno2 consigue capturar imágenes que mejoran incluso la percepción del ojo humano en la oscuridad.

   Reno2 potencia también la grabación de vídeo, no solo con la resolución (4K, 30fps), sino con la incorporación de un giróscopo para su modo 'ultra estable'. Este sensor complementa a la perfección la lente angular y reduce las vibraciones sustancialmente para poder usar el móvil como cámara de acción.

   Además de las funciones clásicas, como la cámara lenta y el timelapse, el terminal de Oppo añade también el foco de sonido, con el que permite hacer zoom sobre una zona amplificando también el sonido. Aunque se nota algo, el foco de sonido nos ha resultado difícil de percibir en las pruebas.

   Como punto negativo de la cámara cabe señalar el zoom: a pesar de que hace uso de un buen zoom híbrido de cinco aumentos (5x), que funciona muy bien sin apoyar el móvil -permitiendo ver incluso más que el ojo humano en muchas situaciones-, Reno2 no mantiene el zoom híbrido de diez aumentos que ya montó el Reno 10x Zoom. El zoom digital 20x introduce demasiado ruido en comparación.

DISEÑO CONTINUISTA Y CÁMARA FRONTAL EXTRAÍBLE

   A nivel de diseño, Reno2 es un terminal elegante pero continuista, idéntico al primer Reno, manteniendo el diseño de pantalla sin marcos (6,5") con cámara frontal extraíble con mecanismo de aleta de tiburón, manteniendo incluso la resolución (16MP), pero que añade función de desenfoque al vídeo.

   El modo retrato utilizando la cámara frontal es uno de los aspectos que más van a agradar al usuario aficionado a la redes sociales, ya que se consiguen buenos autorretratos con muy poco esfuerzo, con buena iluminación y con un desenfoque de fondos muy bien logrado.

   En cuanto al resto de su apartado técnico, Reno2 funciona con la capa de personalización ColorOS 6 basada en Android 9 Pie. En nuestras pruebas nos ha resultado un sistema fluido, intuitivo y muy visual, con un parecido razonable con la interfaz de iOS.

   Otras características destacables son el mantenimiento del puerto 'jack' de auriculares de 3,5mm, su batería con buena duración de 4.000 mAh con carga rápida VOOC Flash Charge 3.0 y el lector de huella dactilar en pantalla, que en nuestras pruebas ha funcionado de forma rápida y precisa, más incluso que algunos gamas altas actuales (Galaxy Note10).

   En conjunto, Reno2 es un gran candidato para aquellas personas que deseen un terminal con características sólidas (Snapdragon 730, 8GB de RAM, 256GB de memoria), sin necesidad de llegar a un gama alta de cerca de 1.000 euros, y que a pesar de que echa en falta alguno de las características de Reno 10x Zoom, sorprenderá con funciones de cámara como el modo nocturno.