Actualizado 29/06/2020 7:07:00 +00:00 CET

Probamos la barra de sonido Sonos Arc: el audio se convierte en protagonista

Barra de sonido Sonos Arc
Barra de sonido Sonos Arc - EUROPA PRESS

   MADRID, 28 Jun. (EDIZIONES/Portaltic) -

   El cine ha entrado en los hogares. En esta ocasión literalmente... La situación de aislamiento provocada por la pandemia de la Covid-19 nos ha alejado de las grandes salas de proyecciones y ha elevado el consumo de productos audiovisuales en casa, con las plataformas de 'streaming' como protagonistas, poniendo a prueba la calidad de las televisiones y los sistemas de audio.

   En este contexto, Sonos ha presentado la barra de sonido Sonos Arc, que integra la tecnología de cine en casa de la compañía y sonido Dolby Atmos para reproducir sonido envolvente de calidad cinematográfica. Lo hemos podido probar y tenemos que reconocer que el salto es enorme. Las mejoras de calidad en los televisores han sido evidentes en los últimos años, pero el apartado del audio necesita un nuevo empujón.

   Esta barra de sonido inteligente ofrece un sonido realista y tridimensional para una experiencia envolvente en todo tipo de contenidos, desde películas hasta música o videojuegos. Una experiencia 'premium' que, como suele ocurrir en el caso de Sonos, una de las pocas pegas que se pueden poner es el precio. Sonos Arc cuesta 899 euros.

EL MODELO APPLE EN EL SECTOR DEL AUDIO

   Los usuarios pueden encontrar barras de sonido de gran calidad por precios inferiores, pero Sonos es al audio lo que Apple a los ordenadores o los 'smartphones'. Ese toque de exclusividad, que se suma al cuidado diseño en tonos neutros y la gran integración de sus productos, justifica para muchos esa inversión. Quien tiene un dispositivo Sonos en casa suele seguir apostando por esta marca.

   El componente tecnológico es otra de las garantías de Sonos. Su nueva barra de sonido cuenta con once altavoces integrados apuntando en diferentes ángulos para lograr un sonido envolvente en la estancia donde se ubica. Esto es de gran ayuda a la hora de gestionar los saltos sonoros que se pueden producir entre las escenas de diálogo y las de acción en una misma película. Cuenta además con una función de sonido nocturno reduce la intensidad de los sonidos fuertes.

   Otro de los puntos a tener en consideración son sus dimensiones, con algo más de un metro de largo, once centímetros de fondo y 9 de alto. Esto se traduce en algo más de seis kilos de peso. La barra de sonido cuenta también con una superficie táctil para controlar el volumen o desactivar el micrófono del asistente de voz, que también está integrado en Sonos Arc.

MENOS CABLES Y MÁS CONECTIVIDAD

   Como comentábamos anteriormente, Sonos permite conectar de una manera muy sencilla esta barra con una pareja de altavoces traseros para crear un gran sistema de sonido 'surround' en la estancia sin necesidad de cables. La integración es muy sencilla y en apenas unos minutos se puede configurar para empezar a disfrutar. La sincronización con el mando de la televisión también es casi automática.

   En la parte trasera de la barra, la marca ha colocado el botón físico de apagado y encendido junto a un puerto central para la entrada Ethernet. En ese mismo espacio está la toma de alimentación y la entrada HDMI. Una configuración muy sencilla, pero que cumple con las exigencias de la mayor parte de los usuarios.

   Junto con el lanzamiento de Sonos Arc, la compañía ha presentado su nuevo 'software': la 'app' Sonos S2. Con un diseño elegante y funcional, el usuario puede controlar a través de su 'smartphone' el volumen, cambiar de canción o acceder a los servicios musicales que tenga enlazados, entre otras funciones.

   En definitiva, Sonos Arc es una barra de sonido excelente que viene a completar una experiencia de cine en casa que en muchos hogares aún se queda a medias. El audio está cobrando poco a poco protagonismo en el hogar y este producto cuenta con la calidad y el diseño necesario para dar ritmo al salón y vestirlo como merece.

Contador