Actualizado 14/07/2021 12:10 CET

Probamos la cafetera The Oracle Touch: el café del bar en casa

La cafetera para el hogar The Oracle Touch
La cafetera para el hogar The Oracle Touch - EUROPA PRESS

   MADRID, 14 Jul. (EDIZIONES/Portaltic) -

   El teletrabajo tiene muchas cosas buenas, pero cómo se echa de menos el café del bar que está justo debajo de la oficina. El grano recién molido, la presión adecuada y otros factores a los que apenas prestamos atención hasta que dejamos de disfrutarlo a diario. Trasladar la oficina al hogar ha sido una tarea relativamente sencilla en algunas empresas, pero los más cafeteros seguro que sienten ese vacío.

   Traer el bar a casa es complicado y, por supuesto, no sale barato. En Portaltic hemos podido probar la máquina que más nos acerca a esta idea, pero hay que rascarse el bolsillo para poder tenerla en nuestra cocina. En concreto, hablamos de 2.499 euros o, lo que es lo mismo, algo más de 1.600 cafés a 1,5 euros (unas 4 tazas al día durante un año). ¿Merece la pena la inversión? Seguramente para la mayoría no, pero estamos seguros de que tiene su público y lo entendemos perfectamente.

   Se trata de The Oracle Touch, la última generación de cafeteras automáticas de Sage Appliances, con las que la filial europea del grupo australiano anuncia su desembarco en España. Unas máquinas diseñadas para experimentar desde casa lo que denominan como la 'Tercera Ola del café'. Moler el grano y preparar un buen café, al tiempo que texturizas la leche para darle el toque más 'premium' al desayuno, nunca fue tan sencillo.

   PANTALLA TÁCTIL Y CAFÉS PERSONALIZADOS

   El funcionamiento automatizado con pantalla táctil simplifica la forma de preparar el café favorito en tres sencillos pasos: moler, infusionar y añadir leche. De esta forma, puedes ajustar fácilmente la intensidad del café, la textura y la temperatura de la leche para prepararlo a tu gusto y, además, la máquina te ofrece la posibilidad de guardar esa configuración hasta crear ocho cafés personalizados.

   Esta es una de las herramientas más útiles de The Oracle Touch porque una vez que enciendes la máquina y alcanza la temperatura adecuada (este proceso lleva un par de minutos) solo hay que pulsar sobre el icono que hayamos creado y seguir las indicaciones de la pantalla. Llevar a cabo todo el proceso, jugando a ser barista, es toda una experiencia y se convierte en la atracción cuando vienen los amigos a casa.

   El mantenimiento también es simple. Una vez que pones todo en marcha, incluyendo la medición de calidad del agua para que la máquina ajuste sus parámetros y pueda servir el café a la mayor calidad posible, todo está pensado para que resulte realmente sencillo, hasta el punto de que para rellenar el depósito de agua basta con abrir un compartimento en la parte superior y echarla desde allí, en lugar de recurrir a la zona posterior de la máquina, como ocurre en otros modelos.

   El kit de limpieza se guarda en un pequeño compartimento bajo el sumidero, donde también hay un ingenioso sistema para alzar la máquina y moverla con la ayuda de una rueda (algo muy práctico porque es bastante pesada). Conviene tener un trapo junto al cubilete donde se desechan el café usado para limpiar esa zona y el vaporizador, aunque este último al empujarlo hacia adelante -su posición original- se limpia de forma automática expulsando vapor a presión.

AUTOMATIZACIÓN EN CADA ETAPA

   Lo importante en estas máquinas es que toda esa sencillez que transmiten a la hora de usarlas corresponda a un interior complejo y lleno de aspectos técnicos medidos al milímetro. Ese es el gran reto de The Oracle Touch, que automatiza cada parte del proceso para poner la tecnología al servicio de cualquier usuario.

   Así, parte de una dosis ideal de café en cada taza, utilizando entre 18 y 22 gramos de granos de café recién molidos (con una dosis menor solo se consigue una experiencia de sabor débil y aguado, según los expertos), para después aplicar la presión óptima: un proceso de extracción a alta presión (9 bares) gracias a una bomba italiana de 15 bares.

   La tecnología de control digital de temperatura (PID) controla de forma precisa la temperatura del agua, que alcanza los 93 grados, para una extracción del café equilibrada. Por último, aplica la potencia de vapor (hasta 130 grados) para lograr la textura de espuma deseada en la leche. Un ciclo preciso y con un nivel enorme de tecnología bajo la superficie para ofrecer un café perfecto en tres pasos.

   Esta es la apuesta de Sage, que cuenta con máquinas más baratas que siguen la misma filosofía, pero que sitúa a The Oracle Touch como su caballo de Troya para tratar de entrar en el mercado español por la puerta grande. Como no podía ser de otra forma, su acabado en acero o tonos negros le aporta ese nivel de excelencia que hará que luzca sobre el resto de electrodomésticos de la cocina. Un lujo -caro- para los amantes del café.

Contador