Probamos el LG Gram 15Z990, un portátil para trabajar viajando sin renunciar a nada

Actualizado 29/04/2019 9:35:59 CET
Probamos el LG Gram 15Z990, un portátil para trabajar viajando sin renunciar a nada
EUROPA PRESS

   MADRID, 29 Abr. (EDIZIONES/Portaltic/EP) -

LG Gram es la gran apuesta de la compañía surcoreana para hacerse un hueco en el mercado de los portátiles y ha puesto sobre la mesa una serie de especificaciones que le convierten en una de las opciones más interesantes para quienes necesitan ir a menudo con su ordenador a cuestas: un gran rendimiento, peso (poco más de un kilo), batería y resistencia, sin renunciar al tamaño, gracias a su pantalla de 15,6 pulgadas.

   Lo primero que sorprende es el peso: 1,09 kilos para un portátil más grande que la media. Es cogerlo con una mano y sentir de repente como la espalda empieza a descontracturarse. Para los que viajamos a menudo por trabajo con el equipo a cuestas es sin duda algo clave y la única duda que surge es sobre la resistencia y durabilidad del LG Gram.

   No hemos puesto a prueba a fondo estas características, más allá de los golpes propios de llevar el ordenador junto a otros aparatos en la mochila, pero LG asegura que su Gram 15Z990 -con chasis de magnesio y nanocarbono- ha pasado siete pruebas de resistencia de la ASTM (American Society of Testing Materials), además de contar con una certificación militar (MIL-STD 810G).

   La batería es otro requerimiento básico de un portátil ‘viajero’ y el LG Gram promete un máximo de 21 horas de autonomía. Trabajar en cualquier lugar y en cualquier momento es más sencillo si no dependes de encontrar un enchufe libre en un restaurante o en el aeropuerto. Seguro que muchos habéis sufrido este calvario.

   Y lo mejor de este portátil es que ni el tamaño ni el rendimiento se resienten. Al minimizar los marcos, el LG Gram 15Z990 aprovecha al máximo sus 15,6 pulgadas con un panel profesional IPS Full HD. Por su parte, cuenta como motor con un procesador Intel Core i7-8565U de cuatro núcleos a 1,8 GHz (hasta 4,6 GHz), con hasta 16 GB de RAM y 512 GB de almacenamiento.

   El teclado es realmente cómodo, aunque la colocación de algunas teclas (como el ‘Intro’ o el retroceso) hace que las primeras veces cueste escribir sin separar la vista de la pantalla. Por otra parte, el hecho de encender el portátil con huella dactilar -algo cada vez más habitual en este tipo de dispositivos- es otro pequeño detalle que mejora la experiencia y la seguridad.

   Por último, cabe destacar la gran cantidad de conexiones en sus 14 mm de grosor, algo en lo que mejora a la mayoría de sus competidores. El LG Gram 15Z990 cuenta con tres USB 3.0, un USB tipo C compatible con Thunderbolt 3, un HDMI para conectar fácilmente a otras pantallas, una ranura de auriculares y lector de tarjetas microSD.

   Con un precio de partida de 1.249 euros, esta es la gran apuesta de LG para hacerse un hueco en el segmento de los portátiles, un mercado que creció un 0,5 por ciento en España durante 2018, con HP y Lenovo como principales actores (con una cuota de mercado del 35,2 y 29 por ciento, respectivamente), seguidos de otras marcas como Acer, Dell o Apple. Desde luego, la marca surcoreana cuenta con argumentos de peso.

Contador