Publicado 05/05/2021 15:20CET

El Sonos más pequeño suena con fuerza: así funciona el altavoz Roam

Archivo - Altavoz Sonos Roam
Archivo - Altavoz Sonos Roam - EUROPA PRESS - Archivo
Sonos Roam Sonos Roam Sonos Roam

   MADRID, 5 May. (EDIZIONES/Portaltic) -

   El pasado 20 de abril llegaba a España el nuevo Sonos Roam, el primer altavoz ultraportátil de la compañía, que prometía un sonido de alta calidad a un precio ajustado (el dispositivo más barato de Sonos hasta la fecha, 179 euros). Hemos tenido la oportunidad de probarlo y no defrauda, manteniendo todas las señas de identidad de esta compañía y demostrando que las mejores esencias -del sonido, en este caso- también se pueden guardar en frascos pequeños.

   En concreto, este altavoz mide 168 mm de alto, 62 de ancho y 60 de fondo, con la peculiaridad que puede colocarse de pie o tumbado sin perder calidad. Esto, sumado a sus 430 gramos de peso, hace que sea un dispositivo muy manejable y versátil. Su forma triangular hace que sea muy sencillo de transportar y -como decíamos antes- que se pueda escuchar a la perfección tanto cuando está situado en vertical como en horizontal.

   También es resistente al polvo y totalmente impermeable, con un grado de protección IP67, que nos ayuda a estar tranquilos cuando lo pongamos junto a la piscina (según esta certificación aguanta hasta 30 minutos a un metro de profundidad). Asimismo, lleva silicona en los extremos para protegerlo en caso de que se caiga.

SALTANDO DEL WIFI AL BLUETOOTH

   Todos estos elementos previos hacen que sea cómodo para llevarlo contigo a cualquier lugar: enganchado a la mochila en una excursión a la sierra o sobre el césped en el correspondiente picnic; en la terraza de casa en un momento de relax, junto a la piscina o incluso en el salpicadero del coche. Como explicaré más adelante, el sonido también se adapta a cada situación gracias a su tecnología TruePlay.

   Una de las funciones más interesantes es que Roam se conecta de forma simultánea mediante WiFi y Bluetooth para que el usuario escuche su contenido favorito sin interrupciones esté donde esté. Cuando lo usas en casa, Roam se conecta a su sistema mediante WiFi y, cuando sales, cambia automáticamente a Bluetooth para conectarse al dispositivo móvil. Sin cortes. La experiencia para el usuario es perfecta.

   Siempre es importante destacar en este punto lo fácil o difícil que resulta instalar un dispositivo. En este caso, es tan sencillo como sacarlo de la caja, abrir la 'app' de Sonos y presionar un botón para que se sincronice. Su capacidad de conectarse con el resto de productos del ecosistema de Sonos es otro de sus puntos fuertes y cuenta con micrófono para activar el asistente de voz que más utilicemos (o desconectarlo, si así lo preferimos).

HARDWARE Y SOFTWARE TRABAJAN JUNTOS PARA MEJORAR EL SONIDO

   Por su parte, la arquitectura acústica se ha diseñado con gran precisión para que ofrezca un sonido con la claridad, la profundidad y la amplitud que se puede esperar de un altavoz más grande. Su 'hardware' (en el que destacan dos amplificadores digitales clase H) permite reproducir con precisión tanto altas frecuencias como bajos profundos.

   Esta tecnología que se esconde en el interior del dispositivo se complementa con el 'software' más avanzado de la compañía. Aquí hablamos de TruePlay, que logra modificar los tonos y potencia del altavoz en función de su entorno, consiguiendo un rendimiento óptimo tanto en un salón, como en un baño o un espacio abierto. El altavoz tarda unos segundos en detectar las condiciones del lugar y adapta el sonido de forma automática.

   El altavoz cuenta con una batería que garantiza hasta 10 horas de reproducción con una única carga, lo que es fundamental para un producto de estas características. Para recargar, Roam se conecta a un cargador inalámbrico magnético personalizado de Sonos que se vende por separado (cuesta 49 euros), cualquier cargador inalámbrico Qi -por ejemplo, el MagSafe del iPhone- o con el cable USB-C incluido en la caja.

   En definitiva, estamos ante un altavoz muy versátil y con un diseño precioso, que va a animar la pelea en la gama 'premium' de esta categoría de productos tan atractiva para el verano. Sonos ajusta el precio y acerca su tecnología a un público que hasta ahora no podía permitirse los precios de esta marca. Un movimiento interesante que beneficia a los consumidores.