Publicado 20/09/2020 11:29CET

Sony lo vuelve a hacer: la mejor cancelación de ruido y diseño con sus WH-1000XM4

Auriculares Sony WH-1000XM4.
Auriculares Sony WH-1000XM4. - SONY

   MADRID, 20 Sep. (EDIZIONES/Portaltic) -

   Cuando Sony anuncia unos nuevos auriculares nosotros somos todo oídos. La compañía japonesa ha conseguido ponerse en los últimos años a la vanguardia en este mercado y es la referencia absoluta en auriculares de diadema con cancelación de ruido. Los nuevos WH-1000XM4 cumplen con suficiencia y la mejor noticia para la compañía es que, para muchos, su competencia es su modelo anterior: los WH-1000XM3, ahora a un precio más rebajado.

   El pasado mes de agosto Sony anunciaba este nuevo modelo, que introducía algunas mejoras respecto a su predecesor. Hemos podido probarlo desde entonces y entendemos que la única barrera que los consumidores pueden encontrar para no lanzarse a por ellos es el precio: 380 euros. Tanto la tecnología como el diseño son de matrícula.

   Este dispositivo, que constituye la cuarta generación de los auriculares de diadema con cancelación de ruido de Sony, hace uso del procesador QN1 de la compañía, que ajusta los niveles 700 veces por segundo, y añade control de sonido adaptativo que detecta acciones y localizaciones, analizando el sonido o el nivel de la cancelación de ruido.

   La Inteligencia Artificial gana peso en los WH-1000XM4 y, además de la exquisita cancelación de ruido, cuenta con la función 'speak to chat' para detectar cuando habla el usuario y parar la reproducción de la música hasta que la conversación termina. También va detectando -gracias a la sincronización con el móvil- las rutinas de cada persona para adaptar el sonido a los diferentes ambientes.

UN SONIDO PARA CADA SITUACIÓN

   Esto es bastante interesante y el usuario percibe cómo el volumen de la música y la cancelación de ruido se va ajustando si anda por la calle y necesita estar pendiente de lo que ocurre a su alrededor o si, por el contrario, está sentado en la oficina y necesita aislarse al máximo, evitando cualquier ruido exterior que le distraiga. Esto se va ajustando de manera automática, aunque el usuario puede tomar el control para establecer algunos criterios de forma manual.

   Por supuesto, los WH-1000XM4 mantienen los controles táctiles en la parte exterior de los auriculares, con una superficie suficientemente grande como para poder manejarlo sin fallo. La compañía japonesa también ha realizado un reajuste en la presión sobre el oído que ejercen los auriculares a través de las almohadillas, que distribuyen la presión de forma uniforme por la superficie de la piel para prevenir dolor y picores.

   Otro punto fuerte es su gran batería. Estos auriculares presentan una autonomía de hasta 30 horas y una función de carga rápida que te ofrece hasta cinco horas de reproducción inalámbrica con solo diez minutos de carga. Perfectos para llevarlos siempre encima.

   Por último, no se puede pasar por alto el diseño. Unos colores muy bien elegidos (el modelo negro mate con detalles en bronce es ideal) y un acabado precioso, que excede el propio dispositivo y se disfruta hasta en la funda de los cascos. Una experiencia 'premium' que nos vuelve a conquistar por la vista y, por supuesto, por el oído.

Para leer más