Amazon planea instalar una red de satélites de órbita terreste baja para proporcionar Internet al 95% de la población

Amazon planea instalar una red de satélites de baja órbita para proporcionar Int
PIXABAY/CC/PIRO4D
Publicado 05/04/2019 14:04:03CET

   MADRID, 5 Abr. (Portaltic/EP) -

   Un proyecto espacial de Amazon, que recibe el nombre en clave de 'Proyecto Kuiper', planea lanzar 3.236 satélites de órbita terrestre baja con el fin de proporcionar conexión a Internet al 95 por ciento de la población, incluyendo las zonas desatendidas del planeta.

   La agencia Reuters ha informado acerca de este proyecto en el que la compañía invertirá miles de millones de dólares, pero que también espera obtener miles de millones de dólares en ingresos una vez que los satélites entren en servicio comercial.

   El Proyecto Kuiper ya ha sido presentado a la Comisión Federal de Comunicaciones(FCC) de Estados unidos y pretende instalar 3.236 satélites: 784 a una altitud de 367 millas (590 kilómetros), 1.296 a 379 millas (610 kilómetros) y 1.156 satélites en órbitas a 391 millas (630 kilómetros).

   Por su parte, Amazon ha confirmado este proyecto en un comunicado oficial enviado por correo electrónico a GeekWire, en el que explica que esta iniciativa "proporcionará conexión de baja latencia y gran velocidad a las comunidades que están desatendidas alrededor del mundo", asegurando que "es un proyecto a largo plazo que prevé atender a decenas de millones de personas que carecen de acceso básico a Internet de banda ancha".

   Las zonas de la tierra a las que Kruiper proporcionaría conexión son las que se sitúan entre los 56 grados latitud sur y los 56 grados latitud norte, lo que abarca el 95 por ciento de la población mundial.

   Amazon aún no ha dado fechas para el lanzamiento de este proyecto y, según explica GeekWire, el siguiente paso tiene que darlo la FCC, ya que tiene que garantizar que los satélites de la compañía no interferirán con los miles de otros satélites que ya orbitan alrededor de la tierra a esa altura.

   Algo que aún no está claro sobre este proyecto es si será el mismo Amazon el encargado de fabricar los satélites o si, por el contrario, se lo encargará a otro fabricante.